Béisbol: Serie Nacional

Isla de la Juventud, primer clasificado para la segunda fase

Cuba cae al tercer puesto del ranking de la Federación Internacional tras reinar durante cuatro años.

Isla de la Juventud se convirtió en el primer equipo clasificado para la segunda etapa de la Serie Nacional de Béisbol, al vencer 3-1 a Guantánamo este miércoles, y comparte la cima del torneo con Villa Clara, informa la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

Villa Clara, campeón defensor, superó 3-2 a Holguín, mientras que Matanzas, el más cercano perseguidor de los punteros, cayó 3-6 ante Mayabeque.

Por los números de la tabla de posiciones, villaclareños y matanceros podrían ser los próximos planteles en conseguir el boleto para la segunda y última fase, en la que estarán los primeros ocho elencos.

En zona de clasificación están, además, Industriales, Holguín, Pinar del Río, Santiago de Cuba y Ciego de Ávila.

Cuba cae al tercer puesto en el ranking de la Federación Internacional

Cuba cayó al tercer puesto del ranking de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF, por sus siglas en inglés). La Isla, que encabezó la lista durante cuatro años, aparece ahora en la tercera posición, detrás de Estados Unidos y Japón, en un listado de 75 naciones.

Estados Unidos, que estaba en la segunda plaza en 2012, suma ahora 759.27 puntos en su condición de puntero, mientras los japoneses, quienes ocupaban el escaño número tres en el pasado año, finalizaron en 2013 con 695.85. Los cubanos acumulan 632.98 unidades, reporta el diario oficial Granma.

Para la elaboración de la lista, la IBAF dijo haber tenido en cuenta eventos realizados este año, como fueron el III Clásico Mundial, incluyendo sus eliminatorias; torneos Sub-18, juegos asiáticos y otros de carácter continental, así como el torneo de Rotterdam, Holanda.

En la lista de 2013, aparecen del puesto cuatro al diez Taipei de China, República Dominicana, Holanda, Canadá, Corea del Sur, Puerto Rico y Venezuela.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

"Isla de la Juventud" es el nombre que le implantó Castro a la isla por puro capricho, pero que paulatinamente va dando paso a su nombre original de Isla de Pinos.