Lunes, 23 de Julio de 2018
Última actualización: 11:13 CEST
Natación

Diana Nyad: 'Nadé de forma ética, limpia como un espejo'

Diana Nyad explica cómo usa la máscara contra las medusas. Key West, 3 de septiembre de 2013. (EFE)

La nadadora estadounidense Diana Nyad, de 64 años, defendió este jueves su hazaña en el Estrecho de la Florida, ante los escépticos que la han cuestionado.

En una teleconferencia con una docena de miembros de la comunidad de nadadores de largas distancias de Estados Unidos, Nyad respondió algunas dudas y defendió su derecho establecer nuevas reglas para quienes en el futuro intenten el mismo recorrido, informa el diario español El País.

A diferencia de las normas que tradicionalmente deben cumplir quienes se aventuran a nadar en el Canal de la Mancha, las reglas de Nyad para cruzar el Estrecho de Florida sí contemplan el uso de un traje especial y una máscara para protegerse de las medusas y prohíben la utilización de aletas, de una jaula contra los tiburones y la asistencia que implique salir del agua o acudir al remolque de una embarcación de cualquier tipo.

"Esta es la única forma de hacerlo. El nado (en el Estrecho de Florida) lo requiere", dijo Nyad, que completó el trayecto en poco menos de 53 horas. "No quiero decir con esto que me salto sus reglas (las del Canal de la Mancha), sino que por mi propia seguridad, como una medida de vida o muerte en el sentido literal, esa fue la forma en la que lo hicimos", argumentó.

Aseguró que en ningún momento salió del agua y que tampoco permitió que ningún miembro de su equipo le prestara ayuda, más allá de los que implicaba su propia alimentación y la asistencia para colocarse y retirarse el traje especial contra las medusas. "Yo nadé (…) desde las rocas de Cuba a las playas de Florida, de forma ética, limpia como un espejo", defendió.

Admitió que tocó la embarcación para ponerse el traje contra las medusas, pero dijo que nunca se aferró a ella.

No hubo "manipuladores agarrando mis tobillos", dijo Nyad. "Yo estaba en mis propias fuerzas, pero toqué el bote. Estoy de acuerdo en eso", señaló, según citó CNN.

Desde que Nyad llegó a la playa de Smather, el pasado 2 de septiembre, 52 horas, 54 minutos y 18,6 segundos después de su partida en La Habana, sus críticos han debatido largamente en foros y redes sociales acerca de la transparencia de su hazaña.

"¿Nadó todo el camino? ¿Descansó alguna vez en el bote (que la acompañaba en el trayecto)? ¿Fue en algún momento remolcada por el bote? ¿Cómo explica el veloz e inusual avance que logró, y que superó repentinamente su marca personal de velocidad?", fueron algunas de las preguntas que se hicieron los miembros del Marathon Swimming Forum, con quienes conversó el martes.

"Yo no esperaría descubrir nada inapropiado, sino que pienso que esto nos ayudará a entender mucho mejor lo que ha ocurrido y nos dará una panorámica completa del logro", dijo el cofundador del Marathon Swimming Forum, Evan Morrison, a la agencia de noticias AP luego de conversar con Diana Nyad.

"Esto es solo parte del proceso y fue un grandioso primer pasó", agregó Morrison.

La más filosa de las dudas cuestionaba la posibilidad de que Nyad haya logrado desarrollar una velocidad superior a la establecida como su propia marca que, en promedio, era de 1,5 millas por hora.

El 1 de septiembre, durante un período de cinco horas y media, Nyad se desplazó a unas 3,97 millas por hora. Su capitán de navegación, John Bartlett, atribuyó esto a las corrientes favorables del Golfo de México.

"Lo que vemos acá es una combinación de la velocidad de Diana, impulsándose a sí misma en el agua, con la velocidad de las corrientes que la impulsaban desde atrás", argumentó Barlett el pasado lunes.

Otro de los cuestionamientos apuntaba a varias horas que supuestamente Nyad pasó sin comer ni beber. La nadadora dijo que nunca fueron más de 90 minutos.

El oceanógrafo Tamay Ozgokmen, de la Universidad de Miami, ha dicho estar satisfecho con las explicaciones del equipo de Nyad.

"Si estás cerca de la corriente, te beneficiarás de ella (…) No tengo ningún inconveniente de creer lo que Nyad dice: esencialmente, que duplicó su velocidad mientras nadaba gracias a las corrientes oceánicas", declaró Ozgokmen a la AP.

Otros nadadores de largas distancias, como la estadounidense Penny Dean, se solidarizaron con Nyad y con sus argumentos para recurrir a nuevos métodos para cruzar el Estrecho de Florida.

"Considerando que has sido la primera persona en lograr algo, las preguntas que has tenido que responder han sido ridículas (…) Pienso que lo único que necesitas mostrar es la bitácora de nado", fue el mensaje público que envió Dean a su colega Nyad.

3 comentarios

Imagen de Anónimo

Bueno, mis espejos casi siempre estan polvorosos...pero le creo.

Imagen de Anónimo

HP nadaste por encima de los cadáveres de muchos cubanos muertos por querer escapar de una Tiranía Asesina. Esa es la única hazaña que hicisteis.

Imagen de Anónimo

Sin dudas una gran hazanha, una gran mujer, una gran nadadora, una gran deportista y una bendicion de Dios, que le envio las corrientes oceanicas para que se defendiera...!. Porque es una bonita coincidencia que fueron corrientes oceanicas moderadas, fluidas y para nada agrecivas. Felicidades...!

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.