Lunes, 18 de Diciembre de 2017
15:51 CET.
Béisbol: Grandes Ligas

Bronca entre Los Dodgers y los Diamondbacks tras un pelotazo a Yasiel Puig

Los Dodgers se lo tomaron personal cuando Ian Kennedy, de Arizona, golpeó el martes a su novato estrella, Yasiel Puig, en la cara con la pelota. Luego se enfurecieron de verdad cuando Kennedy le dio otro pelotazo a su abridor Zack Greinke, reporta la AP.

Los puñetazos remplazaron a los lanzamientos en ese momento y comenzó una acalorada gresca en la que participaron jugadores y entrenadores, que derivó en seis expulsiones antes de que los Dodgers remontaran y vencieran 5-3 a los Diamondbacks.

Kennedy, el mánager de los Diamondbacks, Kirk Gibson, y el entrenador Turner Ward, junto con Puig, el relevista venezolano Ronald Belisario y el entrenador de bateo de los Dodgers, Mark McGwire, fueron expulsados en la séptima entrada luego de la prolongada bronca cerca de la barandilla que separa el campo de las gradas.

"Éramos cuatro de nosotros y unos ¿cuántos?, ¿60 de ellos?", comentó el umpire Brian Gorman a un reportero después del partido.

En lo alto de la séptima, Greinke le pegó al cátcher de los Diamondbacks, el venezolano Miguel Montero, en la espalda —lo que le granjeó una advertencia del umpire—, y ambos equipos entraron en el terreno de juego, pero el incidente terminó pronto sin puñetazos.

"Le pegan a Puig, le pegan a Montero, debió terminar ahí", dijo el mánager de los Dodgers, Don Mattingly.

El golpe de Greinke a Montero fue en desquite por el golpe de Kennedy al cubano Puig en la parte baja de la sexta. La pelota rebotó en el hombro de Puig y le dio en la nariz. No se la rompió y no tuvo una conmoción cerebral, dijo el equipo. El novato no estuvo presente en el vestidor después del partido para hablar con los reporteros.

"Si no puedes lanzar pegado al bateador sin darle en la cabeza, no deberías lanzar pegado", dijo Mattingly.

Kennedy dijo que solo estaba tratando de lanzar pegado a Puig, quien llegó al partido con promedio de bateo de .500.

"Creí que le había dado en el hombro, pero por su reacción, creo que le di en la cara", dijo. "No quería pegarle a un sujeto con dos strikes y ponerlo en la base".

Kennedy golpeó luego a Greinke en el hombro izquierdo —la pelota rebotó después en el casco— con un out en la cuenta en la séptima entrada y el encuentro empatado a dos. Es el bateador 41 que Kennedy golpea desde el inicio de 2010.

"Honestamente no tenía idea de que (el lanzamiento) era tan alto hasta que vi la repetición", dijo Kennedy.

Mattingly lo vio de otra manera y uso una palabrota para expresar su desacuerdo.

Luego del juego, Greinke dijo que no quería hablar sobre la riña.

"Fuera de control"

Kennedy fue expulsado de inmediato y caminó con calma hacia la caseta de los Diamondbacks, pero los demás jugadores entraron en el diamante.

"Todo pasó muy rápido", dijo Mattingly. "Las cosas se pusieron un poco locas".

Belisario comenzó a lanzar puñetazos y Puig corrió hacia el tumulto gritando.

"Estaba fuera de mí, simplemente tratando de proteger a mis compañeros", dijo Belisario. "Si quieres pegarle a alguien, no le pegues a un lanzador. No le pegues a nadie en la cabeza. Eso está mal".

El umpire de tercera base, Larry Vanover, dijo que Puig y McGwire fueron expulsados por "instigar", mientras que Belisario fue descrito como "fuera de control".

"Eso no significa que nadie más vaya a ser multado", dijo Gorman. "La liga revisará el video".

Ward fue azotado contra una barandilla por el jardinero de los Dodgers Skip Schumake, quien parecía estar tratando de separar a los implicados mientras se acercaban a la barandilla. Le aplicó también una llave.

"Nunca había visto a un pitcher lanzarle a dos a la cabeza", dijo Schumaker. "Es peligroso".

Ward parecía ser el afectado, pero Gorman dijo que fue expulsado por ser agresivo en el zafarrancho.

Varias estrellas de otra generación estaban en medio de la gresca.

McGwire tomó a Gibson por la ropa con ambas manos y le gritaba.

"Sé que están enojados. Creyeron que le pegamos a Puig, pero la verdad no lo hicimos", dijo Gibson. "El chico le pega a todo lo que le lanzas. Pero la pelota se le escapó a Ian y se fue pegada. Es así de simple. Yo no ordené nada. No es lo que quería que Ian hiciera".

Mattingly tuvo que ser aplacado mientras trataba de llegar a Gibson. Luego intercambiaron palabras. McGwire y el coach de tercera base Matt Williams se tomaron de la ropa en un tenso roce y se gritaron entre sí.

"Donnie estaba enojado y estoy seguro de que no aceptará culpa alguna", dijo Gibson.

Montero, todavía con su equipo de cátcher, terminó en el piso junto a Ward.

"Se puso bastante feo", dijo Montero. "Llegaron de no sé dónde, lanzando golpes. Cuando todos estaban tratando de calmarse, siguieron llegando y lanzando golpes. Eran unos 25 contra 72, porque todos los de la lista de inhabilitados estaban ahí también. Creo que ya se sentían bien de los brazos porque estaban lanzando buenos golpes".

Cuando el partido se reanudó, Federowicz conectó un doble que remolcó tres carreras en la octava entrada luego de que David Hernández (3-2) cargó las bases con pasaportes.

Luego del golpe a Puig, Andre Ethier le siguió con un cuadrangular contra Kennedy que empató el partido a dos.

Un sencillo productor de Willie Bloomquist en la octava le dio a Arizona la ventaja por 3-2.

Matt Guerrier (2-2) se llevó la victoria y Kenley Jansen trabajó la novena para su tercer salvamento.

Arizona toma la revancha

Arizona tomó la revancha este miércoles y venció a los Dodgers 8-6  en un partido sin incidentes.

El venezolano Martín Prado impulsó dos carreras, incluyendo un doble en la duodécima entrada, en la que los Diamondbacks anotaron cuatro.

Prado dio a los Diamondbacks la ventaja 5-4, bateando un doble contra el venezolano Ronald Belisario (3-5), que permitió cuatro carreras y tres imparables en dos tercios de una entrada. Dio dos bases por bolas y no retiró a ninguno de los cuatro bateadores que enfrentó en la doceava.

Josh Collmenter (3-0) se llevó la victoria con dos entradas como relevista. Permitió un hit y ponchó a dos.

Por los Diamondbacks, los venezolanos Gerardo Parra de 6-3, con dos impulsadas; Miguel Montero de 6-4, con dos anotadas y una impulsada, y Prado de 4-2 con una anotada y dos impulsadas.

Por los Dodgers, el mexicano Adrián González de 5-1, con una impulsada. Los dominicanos Juan Uribe de 5-2, con una anotada, y Hanley Ramírez de 1-0. El venezolano Ramón Hernández de 4-1, con una anotada y dos impulsadas, y el cubano Yasiel Puig de 1-1, con una anotada.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.