Martes, 27 de Septiembre de 2016
01:21 CEST.
Béisbol: III Clásico Mundial

República Dominicana derrota a Puerto Rico y termina invicta en el Grupo C

República Dominicana venció este domingo 4-2 a sus íntimos rivales de Puerto Rico y terminó invicta la primera ronda del Grupo C del Clásico Mundial de Béisbol, que se disputó en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, reporta EFE.

Ambas novenas se clasificaron a la segunda ronda de la competencia, que se disputará desde el martes hasta el sábado próximo en Miami. Allá, los dominicanos se enfrentarán a Italia, mientras que Puerto Rico lo hará contra los Estados Unidos.

Los dominicanos abrieron el partido rayando su primera anotación contra el abridor Orlando Román gracias a un sencillo de Edwin Encarnación que trajo al plato a Erick Aybar para el 1-0.

Pero en la cuarta entrada Puerto Rico alumbró el pizarrón cuando después de que Alexis Ríos pegara imparable y Carlos Beltrán fuera out, el abridor dominicano Wandy Rodríguez tuvo que ser relevado por realizar su lanzamiento 61.

Según las reglas, los abridores no pueden lanzar más de 65 entradas en la primera ronda del Clásico.

Rodríguez fue reemplazado por Lorenzo Barceló, a quien los puertorriqueños saludaron con un jonrón de dos carreras de Mike Avilés al bosque izquierdo, remolcando a Ríos, que puso el marcador 2-1 a favor de los anfitriones.

Sin embargo, Robinson Canó abrió la quinta entrada con un jonrón que empató el juego 2-2 frente a los lanzamientos del relevista José de la Torre.

Un episodio después, el dirigente boricua Edwin Rodríguez reemplazó a De la Torre por la promesa José Orlando Berríos, de 18 años.

Carlos Santana recibió a Berríos con sencillo al bosque izquierdo. Ricardo Nanita se sacrificó y adelantó a Santana a segunda base. Luego, Alejandro de Aza conectó doble al jardín central, impulsando a Santana y desempatar el juego para el 3-2.

Los boricuas amenazaron con igualar el marcador en la baja de la sexta entrada cuando Leury García cometió error en elevado de Beltrán, pero el relevo de Octavio Dotel fue efectivo para cerrar la entrada sin anotación.

Una entrada más tarde, Berríos abrió ponchando a Canó para el primer out, pero Edwin Encarnación recibió pelotazo y el veterano Miguel Tejada depositó un largo doblete de regla al bosque central para poner a corredores en posición de anotar.

Luego, Nelson Cruz pegó machucón al campocorto, impulsando a Encarnación para ampliar la ventaja 4-2.

Puerto Rico amenazó con marcar en el octavo episodio cuando Ángel Pagán abrió el mismo con triple. Sin embargo, el relevista dominicano Santiago Casilla propinó dos ponches seguidos y después, el jardinero Eury Pérez frustró una carrera con una espectacular jugada contra la verja ante batazo largo de Beltrán.

El relevista dominicano Fernando Rodney obtuvo el salvamento al retirar en línea a los tres puertorriqueños que se le enfrentaron en la última entrada.

Entre ese grupo de bateadores boricuas, estuvo el veterano Pedro Valdés, de 39 años, quien pegó elevado al intermedista Robinson Canó para su último turno al bate como pelotero.

Estados Unidos elimina a Canadá 9-4 y avanza a la segunda ronda

El suspense y venir de atrás forma parte ya de la manera en que el equipo de Estados Unidos comienza siempre el Clásico Mundial de Béisbol y en su tercera edición no fue una excepción después que superó una desventaja de dos carreras y ganó por 9-4 a Canadá en el último y decisivo partido del Grupo D.

La victoria permite a Estados Unidos (2-1) estar con Italia (2-1) en la segunda ronda del Grupo 2, que a partir del martes van a disputar en el Marlins Park, de Miami, junto con los equipos de Puerto Rico y República Dominicana, clasificados por el Grupo C en San Juan.

Canadá y México quedaron eliminados en el Grupo D, mientras que España y Venezuela quedaron fuera en el C. Los canadienses no han podido pasar más allá de la primera ronda en las tres ediciones del Clásico.

Estados Unidos hizo sufrir, pero también dejó la felicidad de la clasificación a los 22.425 espectadores que acudieron a presenciar el partido en el Chase Field, de Phoenix.

Como sucedió frente a Italia, en el partido del sábado, Estados Unidos comenzó perdiendo por una desventaja de 0-2 después que Canadá por mediación del jardinero derecho Michael Saunders, de los Marineros de Seattle, pegó jonrón de dos carreras contra el abridor zurdo Derek Holland, de los Vigilantes de Texas.

Pero también de nuevo el bateo de Estados Unidos respondió de manera contundente en los momentos decisivos en el cuarto periodo con un par de anotaciones que empataron la pizarra y luego con sendos racimos de tres y cuatro en el octavo y noveno que sentenciaron la victoria.

El jardinero derecho Ben Zobrist pegó sencillo impulsador para Joe Mauer anotase la primera carrera de Estados Unidos y el central Adam Jones logró un elevado de sacrificio que permitió al tercera base David Wrigh, el héroe del partido ante México con su grand slam, puso en empate (2-2) en la pizarra contra el abridor Jameson Taillon.

Jones volvió a ser decisivo en el octavo con doble impulsador de dos carreras y el jardinero Shane Victorino conectó sencillo productor que puso de nuevo por delante a Estados Unidos después que en la parte baja de la sexta entrada Canadá volvió a tener la delantera con anotación Joey Votto tras imparable remolcador de Adam Loewen.

La sentencia del partido llegó en la parte alta de la novena entrada cuando el receptor Jonathan Lucroy pego sencillo productor por el jardín derecho y el segunda base Brandon Phillips anotó la primera carrera del racimo de cuatro que conseguiría Estados Unidos después que el primera base Eric Hosmer ligó doble que descargó las bases congestionadas.

El batazo de Hosmer, de los Reales de Kansas City, permitió a Lucroy, Wright y Zobrist anotar contra el relevista Scott Mathieson, que le había quitado la pelota a Jimmy Henderson (0-1), quien cargó con la derrota tras permitir tres imparables con tres carreras limpias, dar una base por bolas y sacar un poche, en dos tercios de entrada.

La ofensiva de Estados Unidos concluyó el partido con 14 imparables y Jones y Hosmer fueron los líderes del bateo oportuno al impulsar tres carreras cada uno.

La victoria se la quedó el relevista Heath Bell (1-0) que trabajó un episodio —el séptimo— y estuvo perfecto al sacar un ponche, mientras que otros cinco lanzadores de Estados Unidos fueron sacados al montículo por el veterano manejador Joe Torre.