Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Béisbol: Grandes Ligas

Tres cubanos aspiran al Salón de la Fama

Archivado en

El Salón de la Fama del béisbol anunció que ocho exjugadores de Grandes Ligas y dos antiguos ejecutivos han sido incluidos en el boleto de la Época de Oro, a dirimirse en 2012.

Los cubanos Orestes Minnie Miñoso, Tony Oliva y Luis Tiant, acompañados por Buzzie Bavasi, Ken Boyer, Charlie Finley, Gil Hodges, Jim Kaat, Allie Reynolds y Ron Santo, serán los candidatos para ser inmortalizados en Cooperstown, Nueva York.

Como requisito, los candidatos deberán recibir el 75% de los votos emitidos por los 16 miembros del Comité de la Época de Oro. Los elegidos ingresarán en una ceremonia que tendrá lugar el 22 de julio de 2012, y lo harán junto a los seleccionados por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos (BBWAA por sus siglas en inglés).

Los finalistas de la Época de Oro, peloteros con grandes trayectorias entre 1947 y 1972, fueron elegidos por el Comité de Observación Histórica de la BBWAA entre dirigentes, árbitros, directivos y peloteros retirados ya por varios años. Para ser elegibles, los candidatos tuvieron que haber jugado al menos 10 temporadas en la Gran Carpa, no ser parte de la lista de "no elegibles" de Major League Baseball y estar retirados por al menos 21 temporadas.

En cuanto a los cubanos, el habanero Orestes Minnie Miñoso (1925), jugó en las Grandes Ligas durante 17 temporadas. Además de formar parte de los Indios de Cleveland, los Medias Blancas de Chicago, los Cardenales de San Luis y los Senadores de Washington, Miñoso jugó en Cuba, en las Negro Leagues norteamericanas y en México.

El primero de mayo de 1951, en un partido contra los Yankees de Nueva York, Miñoso fue el primer jugador negro que vistió el uniforme de los Medias Blancas de Chicago. Además, con breves apariciones en la independiente Liga del Norte, de EE UU, Miñoso es el único jugador que ha jugado profesionalmente en siete décadas diferentes.

Durante su carrera en las Mayores, Orestes Minnie Miñoso bateó para un promedio de 298, fue nominado al Juego de las Estrellas en nueve ocasiones, ganó el Guante de Oro en el jardín izquierdo tres veces, y tres veces también lideró la liga en triples y bases robadas.

Miembro del Museo de la Herencia Hispana del Béisbol, en Chicago, y gracias a su extensa y exitosa carrera deportiva, Miñoso acabó siendo un ídolo en la ciudad de los vientos, en la que jugó 11 temporadas.

El pinareño Tony Oliva (1938), por su parte, jugó toda su carrera, quince años, con los Mellizos de Minnesota (1962-76). Hijo de tabaquero, Oliva ganó el premio al Novato del Año en 1964, cuando lideró la Liga Americana en promedio de bateo (323), hits (217), dobles (43), extrabases (84), total de bases recorridas (374), carreras anotadas (109) e impulsadas (133).

En 1965, bateando para 321, Oliva volvió a ganar el título de bateo y a liderar la Liga en varios departamentos. A punto estuvo de repetir la hazaña en el 66, quedando segundo del champion al bate. Sí lo volvió a lograr en 1971, bateando para 337, y liderando la Liga es slugging (546).

Oliva fue elegido para el Juego de las Estrellas en ocho ocasiones consecutivas durante sus primeros ocho años como jugador, sobrepasando así al legendario Joe DiMaggio.

Con el resto de su carrera deportiva marcada por las lesiones de rodilla, Oliva, una gran personalidad e influencia tanto en el equipo de los Mellizos como en su localidad, terminó con números de 304 (promedio), 220 (jonrones), 947 (impulsadas) y 1917 (hits), siendo incluido, en 1981, en el libro Los cien mejores peloteros de todos los tiempos.

El tercero de los cubanos propuestos para Cooperstown, el lanzador Luis Tiant, nació en el habanero municipio de Marianao en 1940. Veterano de 19 temporada en las Ligas Mayores, terminó con foja de 229 victorias y 172 reveses. Introducido al Salón de la Fama de los Medias Rojas de Boston en 1997, Tiant ponchó a 2416 durante su carrera, lanzó para promedio de 3.30, completó 187 juegos (49 lechadas) y lanzó 3.486,1 entradas.

Famoso por su nada ortodoxa manera de lanzar, Tiant fue seleccionado en tres ocasiones para el Juego de las Estrellas y protagonizó, en 2009, el documental The Lost Son of Havana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.