Lunes, 11 de Diciembre de 2017
22:11 CET.
Béisbol: Copa Mundial

Tiempo de ganar

Archivado en

La selección nacional que tomará parte en la Copa Mundial de Béisbol, a celebrarse en Panamá del 1 al 15 de octubre, quedó integrada en La Habana. Y como siempre sucede, la conformación de los 24 jugadores despertó numerosas polémicas en las peñas deportivas.

En el habanero Parque Central, a un costado de la estatua de Martí, la algarabía era intensa. Se discutía de pronósticos y de nombres no incluidos en la nómina mundialista. (Y también de la hazaña del cerrador de los Yankees, Mariano Rivera, y de los play-offs de postemporada de las Grandes Ligas, a partir del próximo 2 de octubre).

El jubilado Eugenio no estaba satisfecho con la novena que dirigirá el mentor pinareño Alfonso Urquiola, ganador de la última serie nacional con el equipo de Vueltabajo.

"Es inadmisible que falte el torpedero Yorbis Borroto de Ciego de Ávila. El año pasado, en competencias internacionales, obtuvo dos guantes de oro. Solo cometió un error en tres torneos. Y bateo sobre 300", argumenta.

Otra ausencia que levanta ronchas es la del jardinero industrialista Yoandry Urgellés, considerado uno de los mejores bateadores zurdos de la pelota criolla. Rodovaldo, estibador en el puerto, cree que ha sido una injusticia.

"Giorvis Duvergel o Roiniel Castillo, cualquiera de los dos que sea regular, tienen características de primer bate. Me pregunto si tendrán en la banca un bateador de cloche para momentos decisivos. Urgellés es de ésos, que te la da a la hora buena", comenta.

Cada cubano amante del béisbol se considera un especialista de nivel. En la Isla no se habla de pelota: se discute y se grita a viva voz para imponer los criterios. Todos son un Tom Lasorda en asuntos beisboleros.

De cualquier manera, la selección que nos representará en Panamá y posiblemente en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, es potente. Faltan algunos nombres, como el del inicialista habanero Alexander Malleta, el avileño Yorbis Borroto o el tunero Alexander Guerrero, un torpedero que ha bateado 60 jonrones en las tres últimas campañas y que trae a la caja registradora más de 70 carreras impulsadas por temporada.

Pero los que están son los mejores de Cuba en su posición. Un equipo inicial con Giorvis Duvergel (jardín central), Héctor Olivera (segunda base), Frederick Cepeda (designado), Alfredo Despaigne (jardín izquierdo), José Dariel Abreu (inicial), Yuliesky Gourriell (tercera base), Alexei Bell (jardín derecho), Ariel Pestano (receptor) y Erisbel Arruebarrena (paracorto, una de las nuevas joyas de la pelota cubana), siempre constituye una novena amenazante madero en ristre.

Sin embargo, el problema de los equipos nacionales en los momentos cumbres de los últimos cinco años ha sido precisamente la ofensiva. Esa deficiencia ha costado torneos importantes. Le han temblado las piernas a jugadores de la talla de Gourriell y Pestano.

Yulieski, a no dudar el mejor pelotero cubano si se miran los números, ha tenido un desempeño internacional mediocre en lo que va de lustro.

Se le ve ansioso en el cajón de bateo y le hacen daño las rectas altas y afuera. También las bolas movidas en zona mala lo han engañado con facilidad. Ha dejado de ser el tercer bate. Quizás como sexto en la alineación, con menos presión, rinda más.

El quinteto de abridores, por su parte, estará integrado por Vladimir García, Yulieski González, Miguel Alfredo González, Freddy Asiel Álvarez y Dariel Hinojosa.

Los estabilizadores son Norberto González, Vicyohandry Odelín, Jonder Martínez y Miguel Lahera. El formidable derecho de Artemisa, Yadier Pedroso, será el taponero.

Como ya es norma, todos los pitchers son abridores en la campaña local. Es cierto que hay pocos relevistas de calidad. Pero los hay. Y con buen desempeño, como el guantanamero Alexander Rodríguez o Dunier Ibarra, de Cienfuegos, recordista en la pasada temporada con 27 salvamentos. Al parecer, Urquiola no los necesita.

Sucede que en la Isla se practica y se juega con conceptos y estrategias desfasadas, de mediados del siglo XX. Los mentores y preparadores nacionales, salvando excepciones, no tienen información actualizada del béisbol actual.

Pronósticos

Parece difícil que ningún rival se interponga en el camino de Cuba y Estados Unidos, presuntos finalistas para discutir el cetro en Panamá. De largo, son los mejores. Los norteamericanos han ganado las dos últimas versiones mundialistas. Tienen una nómina de 17 jugadores de Triple A y 7 de Doble A.

Su docena de lanzadores promedió para 2.70 carreras limpias por juego y tiraron un alto 62% de strikes. Japón, Corea del Sur, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela, potencias beisboleras, presentarán nóminas sin abolengo.

Ya a los boricuas, en un tope de preparación, se les derrotó cinco veces en el viejo estadio del Cerro. Los puertorriqueños enseñaron poco. Casi nada. Pero son experimentados y si llegan en mediana forma le pueden ganar un juego a cualquiera.

Entrenando, en Cuba se quedará el resto de los 14 jugadores preseleccionados, para suplir algún imprevisto. Sean lesiones o fugas. Que suelen ocurrir. Urquiola quiere ser previsor.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.