Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Voleibol

Comenzar de nuevo

Archivado en

No sólo se fugan peloteros y boxeadores. Qué va. También brincan la cerca corredores, saltadores de longitud, futbolistas, balonmanistas y por supuesto, voleibolistas de clase.

Si ahora mismo Cuba no es la primera potencia del mundo en voly masculino de sala —con perdón de Brasil— es por dos causas. La primera, porque con su ofuscada política, el gobierno no autoriza que los voleibolistas firmen contratos en ligas foráneas, sobre todo la brasileña o italiana, las mejores del mundo. 

Y la otra causa, una consecuencia de la primera, es debido a la ola de fugas que desde el 2001 ha sufrido el deporte de la malla alta.

Cuando la sexteta cubana se coronó de manera invicta en la Copa del Mundo del 2001 en Tokio, los especialistas locales pensaron que iban a tener un plantel de lujo para rato. Cuba era candidata a una medalla segura en los juegos olímpicos de Atenas 2004. Había que contar con la Isla en la discusión del título en cualquier competencia de nivel.

Pero el equipo se desarmó. Seis voleibolistas abandonaron la selección en una gira por Europa. Y no eran de segunda. Casi todos eran regulares en la formación y algunos, entonces, contaban entre los mejores del orbe en sus posiciones.

Fue un mazazo tremendo para el voly criollo. Después de que estrellas como Ihosvany Hernández, Ramón Gato, Ángel Dennis o Leonel Marshall decidieron ser atletas libres, competir por clubes profesionales y ganar dinero, a la hemorragia de fugas en el voleibol cubano no se le ha podido colocar un torniquete.

Todos los años escapan jóvenes talentosos. Y lo peor es que la cantera del voleibol no se da silvestre como en el boxeo o el béisbol. En Cuba el voly es un deporte de laboratorio.

Sus torneos nacionales son cortos, de poca calidad, sin el seguimiento de la prensa deportiva ni aficionados. A pesar de eso, logran formar un grupo de atletas con enormes potencialidades físicas y técnicas, gracias a la calificación de sus preparadores, entre los cuales se encuentran los mejores del mundo, como Eugenio George, escogido el mejor DT (director técnico) del siglo XX por la Federación Internacional de Voleibol (FIV), Antonio Perdomo, Gilberto Herrera y Orlando Samuels.

Entre 2006 y 2009 la sexteta masculina llegó a tener la mayor estatura promedio del voly mundial, con una talla de 2.01 cm. Jugadores como Maikel Sánchez, Oriol Camejo, Raydel Poey, Osmany Juantorena o Yohandry Cala superaban los dos metros. Cuando estaban a punto de cuajar, la mayoría abandonó el país.

Y los técnicos tuvieron que comenzar de nuevo. Paso a paso. Derrota a derrota. Y con duras jornadas de entrenamientos.   

Tanta dedicación tuvo sus frutos. El año pasado, Cuba fue subcampeona del planeta trás del poderoso Brasil. Se pintaba sola la sexteta nacional para discutir el trono en Londres 2012. Pero volvieron las fugas o, según los medios oficiales, las "indisciplinas".

En la actual liga que se juega desde finales de mayo, la selección nacional ha visto mermado su desempeño por la falta de jugadores de calibre como el central Roberlandy Simón, número uno en su posición, su pasador estrella Raydel Hierrezuelo y el atacador auxiliar Yasser Portuondo.

La ausencia de estos tres pilares ha provocado que la sexteta tenga un pobre desempeño. Anda de capa caída. En el grupo D, donde juega, ocupa el tercer lugar con 3 victorias e igual número de derrotas.

En las estadísticas de ataque, servicio, bloqueo, pase y defensa de campo no aparece ningún cubano entre los diez primeros. Incluso, el talentoso Wilfredo León no tuvo un quehacer brillante en los primeros encuentros. Luego, frente al conjunto de Francia, levantó su juego.

De continuar las políticas erradas por parte de las autoridades de la Isla, los voleibolistas locales seguirán abandonando el país o buscaran buenos pretextos, como contraer matrimonio con extranjeras, para poder jugar en ligas profesionales. La respuesta está en manos del gobierno. Y no parece complicada.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.