De Leer

Narrativa
Orlando Luis Pardo Lazo | Providence | 14

'A la vuelta de un año y medio sin Cuba, eso es para mí la estadounidensidad. Un estar para siempre, pero como en una estancia excepcional. Tampoco pido que me entiendan.'

Poesía
Rolando Jorge | Miami | 2

'Convulsión de panes./ Somero inspector/ acepta cerebros/ o agua de eneldo/ bajo parasoles...'

Poesía
José Ramón Sánchez | Guantánamo | 1

'el aliado de ahora/ se volverá enseguida/ tu peor enemigo.'

Libros
Boris González Arenas | La Habana | 5

'Todos se van' es una selección del diario de Nieve Guerra, fragmentos de su infancia y su juventud, y es también un inventario de persecuciones, de huidas, tantas que abruman.

Ensayo
Carlos Velazco | La Habana | 3

'Nunca dejó de hablar y escribir sobre aquellos que otros prefirieron borrar. Más que porque fueran sus amigos, porque los sabía imprescindibles para la cultura cubana.'

Poesía
José Aníbal Campos | Lugo

Mikael Vogel trabaja su material poético con pedazos de piel que se rozan, con esquirlas de huesos y miembros arrancados, dispuesto todo sobre las bruñidas mesas metálicas de un depósito de cadáveres vivientes todavía.

Crítica
Francis Sánchez | Ciego de Ávila | 2

En la ciudad de Santiago de Cuba se ha publicado uno de esos libros monumentales por su ambición, excelencia y utilidad, que muy de vez en vez aparecen.

Poesía
Amaury Omnipoeta | La Habana | 3

'Un hombre con botella de alcohol,/ se dirige a uno de los poetas/ que conversa apacible bajo un árbol'

Crítica
Raúl Rivero | Madrid | 2

Una antología recorre quince de los libros fundamentales de la poesía del español Luis Antonio de Villena.

Narrativa
Orlando Luis Pardo Lazo | Providence | 12

No hay un edificio de Manhattan que no esté duplicado como miniatura en La Habana. Sus mapas son superponibles, a pesar de excluirse mutuamente. Los náufragos de una y otra ciudad tienden a caer puntualmente en su complementaria.

Ensayo
Pablo de Cuba Soria | College Station | 1

'Como Moisés, Julián del Casal solo pudo contemplar la tierra prometida. Muchos de los poetas cubanos que le sucedieron, epígonos casi todos, no lo supieron: creyeron ingenuamente que él la había pisado, habitado incluso; de ahí que adoraran a un Casal improbable, a un Julián que nunca existió.'

Poesía
Javier L. Mora | Santiago de Cuba | 6

'...El portero suplente/ da vueltas con un abrigo, incluso en julio/ para no coger una afección,/ porque una vez tuvo su turno, pero él estaba en cama'