Domingo, 26 de Mayo de 2019
Última actualización: 17:21 CEST
Poesía

La familia socialista (memento)

(AEDV)

 

Tenemos mal morir. En la consulta

hablamos del retraso. La mujer

de melena espelurciada se encoge

y duerme junto al ficus. Su vecina

narra la paga —poca— que recibe

por el marido muerto en accidente

            y la más joven

explica que fue a casa, tendió ropa

y la secó.

                        (Güelita Soledá

repetía duélenme los cadriles

—manos a las caderas— y era úlcera

de la aspirina. Oscar

pidió que recordasen sus cenizas

en botella de sidra. Honorina

no rige. Pichu se ahorcó.)

                                               Con gesto

neutral, el dermatólogo retira

los lunares que habían complicado

el color:

                        no eran nada,

pero llevaban traza. Rasco el cerco

de vello afeitado y betadine

y sé el tiempo que viene:

qué haremos

con tanto plato, cenicero, prueba

de vacaciones, tanto relicario

del partido vivido, cuando mueran

y vayamos detrás,

                                   cerrando casas.

 


Fruela Fernández nació en Langreo, Asturias, en 1982. Ha publicado los libros de poemas Folk (2013), Una paz europea (2016) y La familia socialista (La Bella Varsovia, Madrid, 2018), de donde procede este poema. Fue editor del libro colectivo The Smiths: música, política y deseo. Ha traducido textos de Peter Handke, Marie Luise Kaschnitz, Edoardo Sanguineti, Miltos Sajturis, Patrick Kavanagh y Hugo von Hofmannsthal. En la actualidad es profesor titular de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) y profesor visitante en la Universidad Complutense de Madrid.