Martes, 21 de Mayo de 2019
Última actualización: 23:00 CEST
Poesía

El caballo de Haneke...

(CLAROSHOP)

 

El caballo de Haneke salpica

de sangre, fuerte, fuerte

su relincho es un músculo

un sexo que se tuerce.

Lo que esparce la bestia

contra el césped tranquilo

es la época

la lengua rugosa

del presente, aquello construido

con orgullo.

Es bello ver cómo

brota y mancha;

pero cómo seguir

después de la metáfora,

de qué manera

acomodar tantos contrarios

sin ser taoísta o loco .

Congelar la mirada

en ese instante,

ponerlo debajo de la cama

del armario,

y ver si el sueño

te acompaña,

si como un granjero deslinda

lo cruel de lo útil ;

todo pasará por esa línea diminuta

donde las cosas prevalecen

o se hunden;

seguiremos a expensas,

secuestrados por la rancia memoria

y el dúctil sonido;

tienes que tocar

un punto de inflexión

es la única manera

de sobrevivir a eso contundente

que se aproxima.

 


Ricardo Alberto Pérez nació en Arroyo Naranjo en 1963. Sus libros de poemas más recientes son ¿Para qué el cine? (Unión, La Habana, 2011) y Vengan a ver las palomas de Varsovia (Letras Cubanas, La Habana, 2013). Publicó una antología personal, Los tuberculosos y otros poemas (Torre de Letras, La Habana, 2008). Ha traducido a Paulo Leminski y otros poetas brasileños. Es integrante del grupo literario Diáspora.