Lunes, 18 de Marzo de 2019
Última actualización: 19:22 CET
Poesía

Tigre en la fuente

(UPSOCL/ KLAUS WIESEL)

 

Cuando está en grima se da

contra el balcón y la madera

cruda, la grama y el parqué, cuando

está solo se da contra su propia

cabeza y el esqueleto de la patria

seca, enteca, que desde aquí se ve peor

que lo que está/ isla enloquecida

que no sabe hacer con gente

como uno

 

No lo he visto pero sé que acontece

cuando las estaciones se ponen

a chirriar/ le importa poco quien le diga

sal de ti, sal de la sal mientras

el karma, el tango o lo que sea mete

su mínima cuchara en todas

las conversaciones: sal del varadero,

sal de este redil que puedes

subsistir en la rama de un árbol

o en una balalaika

 

No quiero ir a turbar en el sueño

su sueño sin dormir/ no voy a hincarle

débil argumento de consolación

en su oído que mal le va a sentar

lo invite a levantarse del sofá donde

se ha vuelto cuarzo trabado

en la boca de un pez/ dice un amigo

es que ofreces a sus ojos

demasiado poco

 

Cuando el imperceptible tigre va

a la fuente por nadas de agua pública

o por aliento natural sin proyectar paso

ni sombra su dibujo heroico van

las ventajas de la emigración por la calle

contraria/ y cuando el mínimo animal

sucede en el regreso de la fuente

comienza una vez más el medievo

que no cesa mierdero de la patria

 

La patria por cierto desde aquí

parece entonces enemiga

del tigre.

 


Sigfredo Ariel nació en Santa Clara, en 1962. Sus libros de poemas más recientes son Recreos para la burocracia (Unión, La Habana, 2015), Todos los hierros (Ediciones Matanzas, Matanzas, 2018) yTú no te gobiernas (Cuadernos del Bongó Barcino, Barcelona, 2018). Este poema pertenece a un libro inédito.