Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 18:57 CET
Poesía

Movimiento que termina

Caspar David Friedrich, 'El caminante sobre el mar de nubes', 1817-1818. (BECKMESSER)

 

El miedo a perder las palabras mientras camina y mira y escucha ese Manfred por las calles oscuras de gente que encuentra solo para buscar una nueva palabra ahí adentro de ese hueco y que de a poco va perdiendo para caer en eso que se teme cada vez.

Perderse en el mismo que perdía palabras que le venían mientras entraban violines violoncelos contrabajos y metales que estallaban para llevar al límite obsesionado con la muerte y con una respuesta a las preguntas que hacía y que recibía tal como las palabras se le iban para construir frases que nunca tenían que ver con una calle o un auto o un bus donde se mira a rostros que no dicen nada mientras se quiere un todo donde encontrar una voz.

Perder la cabeza de la misma forma que pierde esas frases que ahora debe armar poco a poco comenzando a establecer relaciones que se mezclan y se doblan y se retuercen y van de un estado a otro formando canales y rutas por donde se mueven las notas como se movían las palabras pero que ahora se mezclan para olvidar cuál es una cuál es otra.

Esto hace de cada paso un no-paso seguido de una idea llena de palabras-notas que se pierden al no dejarlas clavadas en esa Caja donde todo lo guarda para construir una pregunta al menos para detener ese paso no-paso junto a la búsqueda en los rostros ajenos para anclar.

Una vez que llegan las preguntas con las cuerdas y los metales intensos ya no valen las respuestas que se estancan una más contra otra cada vez con mayor intensidad amontonando todo lo posible en un hueco en el que se cae para mientras se mira pasa el estallido de un movimiento que termina.

 


Ramón Hondal nació en La Habana, en 1974. Recibió en 2013 el Premio Luis Rogelio Nogueras de la editorial Extramuros por el libro de poemas Diálogos. Este texto pertenece a un libro en preparación.