Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
12:42 CET.
Poesía

El cilindro Alexander

 

lo he visto en la cumbre
de su desfachatez
cuando el astro con su esplendor
nos pone en crisis;
no se imaginan
todo lo que recuerdo
mientras contemplo su accionar;
los matules atestados
de imágenes,
la boca reseca
por el golpe de la humedad,
el instante en que escuché
necesito que me den una buena templada.
Todo va cayendo
como si fueran frutos,
creo que la tierra
no estaba preparada     para
tantos impactos;
han rebotados
gérmenes de lo sintético,
pero qué bueno es sacudir
sacudir sacudir sacudir,
hasta que accedas al aliciente de la levedad.

 


Ricardo Alberto Pérez nació en Arroyo Naranjo en 1963. Sus libros de poemas más recientes son Oral B (Premio Guillén de Poesía, Letras Cubanas, 2007), ¿Para qué el cine? (Unión, La Habana, 2011) y Vengan a ver las palomas de Varsovia (Letras Cubanas, La Habana, 2013). Publicó una antología personal, Los tuberculosos y otros poemas (Torre de Letras, La Habana, 2008). Ha traducido a Paulo Leminski y otros poetas brasileños. Es integrante del grupo literario Diáspora.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.