Jueves, 14 de Diciembre de 2017
11:03 CET.
Poesía

Brazo a torcer

 

A veces se rompía el contacto
entre la gente   como las coyunturas
eléctricas, diodos y engarces
de los radios rusos   Sucedía entre reclutas
en la costa sur   No era extraño
pero entonces yo era joven
desatinadamente

Uno de aquellos días fugué con intención
de no regresar al campamento   
Había escapado antes de un cuarto
de alquiler con el santo en la mochila
y el gato bajo el brazo   O quizás fue después
que me vi bajo un chubasco en la autopista
pegado a una fuente de petróleo abandonada
y un farol de dimensiones griegas   

Cuando bajó la tarde hambrienta fue
que pensé el regreso: de tal modo sin gloria
termina la gente fugitiva su radiante carrera   
Una superstición conocida como mecánica
cuántica afirma que es más breve
el camino de vuelta —já   
pueden reírse de eso.

 


Sigfredo Ariel nació en Santa Clara, en 1962. Sus libros más recientes son la antología de poemas Ahora mismo un puente (Efory Atocha, Madrid, 2012) y el poemario Recreos para la burocracia (Unión, La Habana, 2015). Este poema pertenece al libro inédito Todos los hierros.

Otros poemas suyos: Velar las armas, Mezclo aguas, Hay gobiernos y gobiernos y Ascensión a Monserrate.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.