Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
17:23 CET.
Poesía

Velar las armas

 

Tengo una piedra con ojos y boca
como el sol dibujado por un niño   vivo
entre pequeñas herramientas
de un guerrero de oficio fundidor
o herrero   No sé bien, no lo conozco tanto
Les saco el óxido, afino cada borde
Ha de ser en la mañana bajo la luz solar
me han advertido siempre   

Cumplo cada encargo de la piedra
que parece mi puño   en cambio me da
blancos machetes y tintos azadones
Me ha llenado de símbolos   

No es propicia esta hora para andar
con armas, para bruñir instrumentos
de labor no es favorable esta
ni otra oscuridad   Me han advertido
en vano: toda la noche hablaré
con la piedra, me he rodeado
de hierros   Cuánto brillan
mira, cuánto brillan.

 


Sigfredo Ariel nació en Santa Clara, en 1962. Sus libros más recientes son la antología de poemas Ahora mismo un puente (Efory Atocha, Madrid, 2012) y el poemario Recreos para la burocracia (Unión, La Habana, 2015). Este poema pertenece al libro inédito Todos los hierros.

Otros poemas suyos: Mezclo aguas, Hay gobiernos y gobiernos, Ascensión a Monserrate y Salida del Trianón.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.