Domingo, 11 de Diciembre de 2016
00:20 CET.
Narrativa

Super Twins

 

                      Un homenaje a Charles Bukowski

 

Traen pornografía en un dispositivo USB. Son dos y parecen muchas cosas: marido y mujer, perro y gato, papel y tijera. Él tiene el pecho cubierto de pelitos, y ella no tiene ningún pelito porque a las mujeres solo les sale pelo en el pubis. Si una mujer tiene pelo en el pecho, trata de que nadie se lo vea. Si una mujer se pone la mano en el corazón es para taparse el pelo del pecho. Si un hombre se pone la mano en el corazón es que le duele el corazón. Con hambre y con calor no se puede ver pornografía. Con hambre pasa, pero con calor no se pueden ver ni los Fraggle Rock. Se bañan en la ducha uno primero y otras después. Las que esperan en el cuarto oyen el sonido del jabón en las verijas. Algo así como un burbujeo. El apartamento tiene cuarto, baño y cocina. Un apartamento así se puede conseguir hasta por tres mil dólares, depende de la zona. Un amigo consiguió un apartamento por menos de tres mil dólares, en el centro. Casi todas las ciudades tienen una fuente en el centro. Una vez este mismo amigo se cayó en la fuente, cruzó la calle y ya estaba en su casa. Ya bañados y vestidos, encienden la máquina y meten el dispositivo en la entrada USB. Hay muchas carpetas. La pornografía está en una carpeta que tiene tres equis. Una carpeta que tenga tres equis siempre será pornografía. Dan doble clic encima de las tres equis y la carpeta se abre. Les duelen las mandíbulas de tanto masticar chicle. Aunque sean sin azúcar, los chicles hacen un hueco en el estómago.

Dos muchachas con las tetas enormes le preguntan al profesor si las puede ayudar porque no entienden una pregunta. El profesor les dice que sí puede ayudarlas y las muchachas le desabrochan la portañuela, sacan la pingadel profesor y empiezan a mamársela entre las dos. Las muchachas se quitan una a otra la pingade la boca. La que tiene las tetas más grandes se mete la pingaentre las tetas y empieza a moverse con la pingaentre las tetas y la otra le aguanta las tetas para que la pingaesté bien apretada. La que tiene las tetas más grandes vuelve a coger la pingaen la boca y la otra le frota los huevos al profesor. Los huevos del profesor son casi tan grandes como la pinga. El profesor es un hombre que se ve tan joven como sus alumnas. Desde que empezaron a hacer el amor la que tiene las tetas más grandes ha estado escupiéndole la pingaal profesor y tragándose su propia saliva. La saliva es como el chicle, hace un hueco en el estómago. Un estómago ulcerado, a la larga, tendrá reflujo. El profesor le empieza a tocar las tetas a la muchacha que escupe y la otra sigue mamando con los ajustadores todavía puestos. Por fin la que tiene las tetas más grandes le quita el ajustador a la otra y aunque es verdad que sus tetas son más chiquitas, también son más hermosas. Tiene los pezones parados como espuelas. Como su amiga la desnudó, la muchacha de las espuelas empieza a frotarle el clítoris a la otra.

Se lo frota durante algunos segundos como para dar tiempo a cambiar de posición. Y efectivamente cambian de posición gracias a que detrás se encuentra el escritorio. Los libros de texto caen con estrépito mientras las muchachas saltan sobre la mesa. El profesor le mama el clítoris a la que tiene las tetas más grandes y esta le mama el clítoris a la que tiene las tetas más lindas. Parece una competencia a ver quién mama mejor. La que tiene las tetas más grandes sigue escupiendo, ahora en el clítoris, y se ve que sus escupitajos funcionan porque la otra está a punto de eyacular. El profesor por su parte ya eyaculó hace rato. Vuelven a cambiar y la que tiene las tetas más grandes se levanta de la mesa y se sienta sobre la boca de la que tiene las tetas más lindas, que se queda sobre la mesa, pero atravesada, de modo que las piernas le cuelgan. Un dato curioso es que las alumnas van a estudiar en tacones. El profesor empieza a mamarle el clítoris a la que tiene las tetas más lindas. Tener las tetas lindas no significa tener un clítoris lindo. Hace rato que la pingadel profesor brilla por su ausencia, sin embargo el profesor tiene unos pectorales magníficos. Es un muchacho delgado con la cara normal pero los pectorales bellos. Parece que el profesor le va a arrancar el clítoris a su alumna. La otra, sentada aún en la boca de su amiga, se inclina y empieza a mamarle el clítoris mientras el profesor desplaza su lengua hacia el ano. Lengua y dedo, lengua y dedo, hasta que el ano dilata. Y aquí regresa la pingapara penetrar al ano. Después de varios minutos con la pingapenetrando, el profesor le saca la pingay la que tiene las tetas más grandes coge la pingaen la boca. Se ve que están aburridos porque ya no saben qué otra cosa hacer.

Dan doble clic encima de la película y la ventana se cierra. Todos están desnudos, sudorosos y serios. Nadie dice nada y a esta altura los huecos en los estómagos deben de ser pozos sin fondo. Un amigo tuvo que hacer un pozo en su casa por la falta de agua. Con sed no se puede ver pornografía. El personaje que más recuerdan de los Fraggle Rock es Rosy, una fraggle despistada que creía en el amor. Marido y mujer acarician a sus anfitrionas. Las besan y las abrazan. Apagan la luz. Hacen el amor los cuatro durante toda la tarde. Se ríen. Eyaculan. Mastican chicles. Ninguno tiene fuerzas para cocinar. Piden una pizza familiar a domicilio y la pizza no dura ni dos minutos. Las anfitrionas tienen las tetas como las muchachas de la película, una las tiene grandes y otra las tiene chiquitas. Marido y mujer, después de la pizza, parecen perro y gato, papel y tijera. Se tiran pedos muy apenados aunque no deben sentir vergüenza porque los pedos son cosas naturales. Las anfitrionas vagan desnudas por el cuarto lleno de esperma. Nunca han pisoteado tanto esperma y les parece gracioso. Los Fraggle Rock fue lo más gracioso que vieron en sus infancias. Salían al aire en el horario de las seis y treinta, los martes y jueves semanalmente. Al despedirse, marido y mujer, perro y gato, besan en la boca a sus anfitrionas. Los besos en la boca son tan agradables como una ducha fría cuando hay calor, o como un bistec de cerdo cuando hay hambre, con aros de cebolla blanca cubriendo la carne frita. El dispositivo USB sigue prendido a la máquina. Parpadea.

Marido y mujer regresan en busca del dispositivo perdido. Él tiene los hombros cubiertos de pecas y ella no tiene ninguna peca porque las pecas solo salen en las pieles muy finas o muy blancas. Si una persona tiene la piel muy fina, o en todo caso muy blanca, trata de cubrirse la piel con una camisa. Si una persona anda con camisa a plena luz del sol, es para protegerse la piel. Si una persona anda sin camisa es que no le importa su piel. Con hambre y con calor no se puede andar en la calle. Con hambre pasa, pero con calor no se puede salir ni a la esquina. Traen chicles para obsequiar. Vienen bañados y perfumados. El apartamento tiene cuarto, baño y cocina. Un apartamento así se puede conseguir hasta por cinco mil dólares, depende de la zona. Un amigo consiguió un apartamento por menos de cinco mil dólares, en el centro. Los precios suben cada vez más. Una casa que antes estaba valorada en tres mil ahora está valorada en cinco mil. Casi todas las ciudades tienen una fuente en el centro. Una vez este mismo amigo se cayó en la fuente, cruzó la calle y ya estaba en su casa. La casa es lo que uno habita. Aunque está la casa que uno no habita, y que sigue siendo casa. Desde la puerta se ve el dispositivo, que parpadea con luz azul. La pornografía está en una carpeta que tiene tres equis. Una carpeta que tenga tres equis siempre será pornografía. Toda regla tiene su excepción. Un escritor le puso tres equis a una carpeta que contenía libros. El primer libro hablaba de la guerra, el segundo de la primavera, y el tercero aún no lo había terminado. Cada libro era una equis. Por eso las tres equis. Un dato curioso es que el escritor habita una casa que no es de él. Dan doble clic encima de las tres equis y la carpeta se abre. Les duelen las mandíbulas de tanto masticar chicle. Aunque sean sin azúcar, los chicles hacen daño.

Se quedaron en que el ano, con la pinga adentro, no pudo más, y el profesor le sacó la pinga y la de las tetas grandes se le prendió de la pinga. Entra una alumna que no había aparecido en la película hasta ahora, con las tetas ni muy grandes ni muy chiquitas, al menos con el ajustador puesto no se puede definir cómo son exactamente, se le marcan los pezones, como espuelas, pero después de que tenga el ajustador quitado se sabrá cómo son con exactitud. El profesor la mira con mucho agrado y le arranca la falda de un tirón. El clítoris de la alumna está como si hubiera acabado de meterse la pingade un caballo, las otras dos le comen una teta cada una mientras el profesor la penetra desesperado. El que espera, desespera. La que tiene las tetas grandes le frota el clítoris a su mejor amiga, y viceversa. Bocarriba, la nueva alumna se mea en la cara del profesor, es un meado abundante así que alcanza para todas. El chorro es denso. El profesor le saca la pingay le mea el clítoris durante un minuto. Un chorro denso y magnífico también. Es una escena un poco asquerosa porque algunos consideran que el orine es un deshecho. El orine es un líquido caliente. El amor es complicado. Algunos se han curado el acné juvenil con orine, pero así y todo sigue siendo un deshecho. La película hace un corte y todo se queda oscuro. Fin de la película.

De nuevo están desnudos, sudorosos y serios. Están como el orine, calientes. Se dan un poco de mano y eyaculan enseguida. Resbalan con el esperma como ayer. Extraen el dispositivo de la máquina y la entrada USB se queda echando humo. Las anfitrionas se ríen de la piscina de leche. El olor a leche marea. Una de las anfitrionas se pone a cocinar. Marido y mujer la ayudan. Marido friega y mujer corta. Un dato curioso es que las anfitrionas son hermanas. Carne picada con frutabomba movida. Movida significa verde. A la frutabomba también se le dice papaya. La leche de papaya es buena para el asma. El asma es cuando a uno en vez de faltarle aire, le sobra. Comen con ganas. Marido y mujer, perro y gato, se quedan a dormir junto a las anfitrionas. La cama es imperial así que sobra espacio. Antes de cerrar los ojos marido besa a mujer y mujer dice: igual que hay pornografías mejores que otras, también hay orgías mejores que otras.

El profesor y sus tres alumnas no duermen en la misma cama. Ninguno de ellos tiene pelitos ni pecas. Las camas imperiales son como pozos sin fondo. Si un hombre se pone la mano en el corazón es que le duele el corazón.

 


Legna Rodríguez Iglesias nació en Camagüey, en 1984. Ha publicado una novela, dos libros de cuentos, un libro de literatura infantil y varios libros de poemas. Este cuento pertenece a su libro No sabe/ No contesta (Editorial Cajachina, La Habana, 2015).

Otros textos de ese libro: Culo, Samurái y La clase.

Abel Fernández-Larrea reseña No sabe/ No contesta.