Sábado, 10 de Diciembre de 2016
02:36 CET.
Poesía

'Una ramita de romero' de Amy Lowell

 

No puedo ver tu rostro. Cuando pienso en ti
son tus manos lo que veo. Tus manos
que cosen,
que sostienen un libro,
que un instante descansan en el alféizar de una ventana.
Mis ojos guardan siempre la visión de tus manos,
pero mi pecho guarda el sonido de tu voz
y el delicado brillo que es tu alma.

 

 

A Sprig Of Rosemary

I cannot see your face.
When I think of you
It is your hands which I see.
Your hands,
Sewing,
Holding a book,
Resting for a moment on the sill of a window.
My eyes keep always the sight of your hands,
But my heart holds the sound of your voice,
And the soft brightness of your soul.

 


Amy Lowell (Brookline, Massachusetts, 1874-1925). Fue, junto a Ezra Pound, que la atrajo a su círculo, la figura más sobresaliente entre los poetas "imaginistas", a quienes capitaneó al apartarse Pound del grupo, entre 1913 y 1917. Como se ha señalado, hay en sus poemas más impresionismo (inspirado en los pintores franceses de fin de siglo) que culto a la imagen precisa y de impacto; exhibe una vaga profusión de flores y brocados. Nativa de Nueva Inglaterra, como Frost, opuso al regionalismo de aquel su cosmopolitismo a menudo extravagante; pero en ciertos momentos fue capaz de concisión en la expresión de la ternura, y de llevar a su poesía un económico impulso narrativo, plasticidad y movimiento.

Esta traducción y el poema original aparecen en Pronunciamientos (Vaso Roto, México), poemas de varios poetas traducidos del inglés por Vicente Echerri y Manuel J. Santayana.