Viernes, 20 de Octubre de 2017
20:11 CEST.
Poesía

Juan Carlos Flores me habla por teléfono

                                                                       Dios no puede amar en nosotros
                                                                       solo este consentimiento de retirarnos
                                                                       y dejar espacio para Él.

                                                                                                     Simone Weil

Hoy no diré como Cummings
que Buffalo Bill ha muerto
ni que montaba un semental plateado
suave como el agua.
Yo, como Jesús, también fui un animal hermoso,
pero nunca me pregunté si me gustaban
los chicos de ojos azules.
Hoy, sin embargo, cual violín en el aire,
colgado de una soga,
oigo un balcón o una nube que se levanta
sobre mi cabeza
y al oírlo con mis manos,
al olerlo con mis pies,
veo el perfume de la noche
o recuerdo aquel verso como piedra del peruano
"porque hembra es el alma mía"
y hembra, al final, mi sustancia.
A partir de este instante mi jarrón de cenizas
irá a comprar el pan cada mañana
y una mujer que duerme en la escalera
se esconderá o cavará un túnel
bajo la infinita hierba de mis párpados.
Vestida con el traje de mi nombre
esa misma mujer tocará el piano
para que Dios desde mi apartamento
azuce contra mí para siempre
(una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez,
así_____________________sin detenerse)
los perros alemanes de la Muerte.

 


Dolan Mor nació en Pinar del Río, en 1968. Es autor de la tetralogía Maladie bleue, una colección de libros híbridos y experimentales que se inspira en la obra esencial de Lewis Carroll y en la Fuente Q de los Evangelios. Los títulos que componen Maladie bleuePoemas míos escritos por otros (volúmenes I y II), Después de Spicer (volumen III), Dolan y yo (volumen IV)— han sido publicados por la editorial española Aduana Vieja.

Otros poemas suyos: Cetril, Muro, Plagio Samoilovich, Darien y Filomela, en una rama, le pregunta a Roland Barthes.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.