Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Poesía

Memoria de una sopa vegetal

 

                                         En Monte y Cienfuegos: Hic Sunt Leones

 

Cuando el olor ahistórico
a verdura cocida llena la calle Monte
y treinta y siete luminarias apagadas
te convierten en un bulto esquimal
se levanta la fonda de la esquina.

Allí se sienta mi sopa vegetal
de un dólar con 50 sin gran gran deuda
ni mucho que esconder.

Sucede poco antes
de que los bicitaxis se deslicen
en dirección contraria
a la tierra prometida y el cerrojo
y los campos de fuerza
se desplomen
como un trueno.

Después las dulces putas
compartirán conmigo sus cigarros
verdes y bermejos, nos rodean leones
y leones que revuelven desechos
y mastican basura.

Si pudieras
bróder, conducirnos a la patria
de la patria en esta noche radical
de los años 90 lo pagaríamos
con creces, de verdad —noche
de los 90: no se sabe hacia dónde
ni desde dónde rayos vienes.

Vade retro.

 


Sigfredo Ariel nació en Santa Clara, en 1962. Ha publicado una docena de libros de poemas y una antología de poemas, Ahora mismo un puente (Efory Atocha, Madrid, 2012). Este poema pertenece a su libro más reciente Recreos para la burocracia (Unión, La Habana, 2015).

Otro poema suyo: Columbia etimológica.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.