Jueves, 14 de Diciembre de 2017
23:39 CET.
Poesía

Nieve

 

I

Te he respirado como una mortaja
como un secreto
que se diluirá lentamente
y he cerrado los puños sin poder retener
el dudoso mensaje de la escarcha.

II

La nieve es una invención de los trópicos
el deseo de perderse en lo blanco
persiguiendo las huellas del otro
el que estuvo antes
el invisible.

III

Palear nieve
(como palabras)
es un gasto inútil.

La espalda se dobla
como el arco
cuya flecha
no dará
jamás
en el blanco.

Y a falta de algún rostro
el dolor
de frotar
una mano contra otra.

El que camina solo
por la sintaxis de la nieve.

 


Damaris Calderón Campos nació en La Habana, en 1967. Entre sus libros de poesía publicados: Sílabas. Ecce Homo (Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 2000) y Parloteo de Sombra (Vigía, Matanzas, 2004) y Los amores del mal (El Billar de Lucrecia, México, 2006). Ha elegido sus mejores poemas en La soñante (Efory Atocha Ediciones, Madrid, 2014). Allí aparece este poema.

Otros poemas suyos: Minutos antes, Calvert Casey, Sin oráculos y Para cerrar los ojos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.