Jueves, 14 de Diciembre de 2017
15:56 CET.
Poesía

A media asta

                                      para el fotógrafo Eduardo Aparicio

Hay una rota, otra descolgada;
en menudos pedazos ya deshecha
otra se agarra al cabo de una mecha,
esta está vieja y muy desmejorada.

Ya nunca anunciarán sentida fecha
ni los festejos de la patria amada,
siempre ondearán delante de la Entrada
donde algún vendedor taimado acecha.

Hileras de estropeadas banderitas
bailotean, abúlicas y plásticas
contra el cielo tisú como mosquitas

muertas, minimalistas y eclesiásticas:
en sus pechos de flámulas malditas
se adivina el latido de las suásticas.

 


Néstor Díaz de Villegas nació en Cumanayagua, en 1956. Sus últimos libros de poemas publicados son Che en Miami (Aduana Vieja, Valencia, 2012) y Palavras à tribo/Palabras a la tribu (Lumme Editor, Sao Paulo, 2014). Este poema pertenece a su libro Héroes (Dylemma Colección, Miami, 1998).

Otros poemas suyos: Yo inventé el Disco, Epístola a los sodomitasLa muerte de Mercurio y Diario de un esteta itinerante.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Malefacio Byrne. I adore myself as a reader. 

Imagen de Anónimo

Ya quisiera Richard Blanco

Imagen de Anónimo

"esta está" (de mal en peor, pequeño Néstor) 

Imagen de Anónimo

Esto es un libelo mal rimado.

Imagen de Anónimo

Disparates en pos de la rima