Jueves, 14 de Diciembre de 2017
15:56 CET.
Poesía

Confesión de un legionario

 

La belleza es insolente. Y soberbia.
Droga a la que no puedo sustraerme.
Jovenes, disfrutad de ella
Y no escuchen consejos de nadie.
Cuando los oigan como Ulises taponen sus oídos
Con cera y barro ante cantos de sirenas.
Lo que dicen los ancianos es un edificio
Cimentado sobre el desencanto.
Día tras día el tiempo labra
El cuerpo que se desgasta
Tal perdidas palabras.
Que solo el deseo guarde la memoria
Cuando el silencio del sepulcro
Se abra como fauces a la muerte.
Si les dicen que esperen no oigan.
Corran a los ríos, desvístanse en los bosques,
Desnudos jueguen con las olas de las playas,
Al fresco los genitales que se despiertan
Y excitan en la vigilia. Fui legionario.
Supe la tentación del respirar
De otro, junto a esas manos que se escurren,
Sierpes en la noche, buscando consuelo
Que el alba borrara.

 


Alberto Lauro nació en Holguín en 1959. Sus libros publicados más recientes son la novela En brazos de Caín  (Premio Odisea, 2004) y el libro de poemas Hijos de mortales (Premio de Poesía Luys Santamarina de Cieza, 2011).

Alberto Lauro estará presente este viernes 14 de agosto en la tertulia "La Otra Esquina de las Palabras", en Miami.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Bello poema. Gracias. La envidia cubana es equivalente a la imagen del país: una isla devastada, una sociedad afónica, rota, frustrada, ridícula. De ahí el odio y la inquina. La ausencia de generosidad, de amor, de agradecimiento. Lindo poema Lauro. Y gracias porque los que te conocemos sabemos cuanto has sufrido. Y que conste que no te celebro con condescendencia. Eres un gran poeta.

Imagen de Anónimo

Perdona, querido anónimo de 3:07 pm. Pero el calificativo "magistral" difícilmente podría describir versos como "genitales que se despiertan y excitan en la vigilia", o a esas "manos que se escurren, sierpes de la noche". En cambio, el Anónimo de las 4:37 está en lo cierto: la poesía gay de inspiración grecolatina está agotada. "Cuando el silencio del sepulcro se abra como fauces a la muerte", es un verso que no pertenece a la tradición clásica.

Imagen de Anónimo

La poética gay cubana suele ser muy chea, referencias grecolatinas, etc, etc. De milagro no menciona este a Aquiles y Patroclo.

Imagen de Anónimo

Ay, perdón por mis bostezos

Imagen de Anónimo

¿Por qué te precipitas, poeta? El texto contiene versos preciosos. Pero le sobran unos cuantos, la mayoría. Magistral desde el verso que comienza con "Corran a los ríos..." hasta el final. Ése es el verdadero, excelente, poema. Consejo de amigo.