Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Poesía

Mi madre pinta un cuadro de flores amarillas

 

Pinta un cuadro de flores amarillas —flores que no pertenecen a ninguna estirpe, falsas flores de campos imprecisos, flores de resurrección— y yo siento el perfume en el cuarto. Miro su mano y recuerdo: hace años pintó otros cuadros. Aquella postal de invierno, aquel retrato. ¿Dónde estarán ahora? Hoy me acerco y la miro: su mano traza perfiles delicados: el color desaparece, cambia, no es el color sino la mutación de un color lo que me fascina. Mi madre apenas levanta la vista, dice nada, solo pinta un cuadro de flores amarillas.  Yves Bonnefoy, se pregunta, en El territorio interior, qué habría traído esa profundidad sino el aumento del enigma. ¿Qué habría traído mi madre, pienso yo, a esa profundidad que solo ella consigue si no la de alcanzar un tiempo, una abstracción, una forma que, obcecada en el silencio, no produce más que otro silencio, cerril, escasamente necesario? Pintar un cuadro de flores amarillas, ¿qué significa? ¿Qué lugar es un cuadro de flores amarillas y para qué se pinta?

 


Carlos Pintado nació en Pinar del Río, en 1974. Sus libros de poemas más recientes son su antología El unicornio y otros poemas ( Ruinas Circulares, Buenos Aires, 2011), Cuaderno del falso amor impuro (Tigres de Papel, Madrid, 2014) y Taubenschlag (Capiro, Santa Clara, 2015).

Otro poema suyo: El nadador, Cheever, otra historia.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

"únicamente no lo entiende quien no comprende la mecánica del poema" La poesía no es ingienería, con que fluya es suficiente, y este se traba...Por ejemplo: "no es el color sino la mutación de un color lo que me fascina." No funciona...Es mecánica que se traba...o "obcecada en el silencio, no produce más que otro silencio"...Es palabra sin contenino, ingeniería...EL texto puede funcionar si no apelara al rebuscamiento innecesiario para lucir profundo. Keep it simple...and it will be better....

Imagen de Anónimo

Equivocados todos. Obviamente, no son poetas, solo comentaristas. El poema es bueno. El punto de giro de Bonnefoy lo salva, únicamente no lo entiende quien no comprende la mecánica del poema. El ímpetu se deshilacha hacia el final, el puntillazo amenaza, pero llega como una escupiíta. Aquí no falta el esplendor, sobre todo el esplendor de la intención, ni hay cacofonía, ni uno solo de los sinónimos señalados vienen al caso, el poema funciona perfectamente a nivel linguístico.

Imagen de Anónimo

Otro tono en la poética de Pintado...y me gusta mucho. DL.

Imagen de Anónimo

Por favor, dentro de la lengua, que hay que cuidar, «darle esplendor», hay una cosa que recibe el nombre de «Diccionario de sinónimos». En este texto, que pudo ser mejor, hay mucha redundancia, mucha falta de oficio, más que poético, de dominio erudito del español. Sinónimos que debieron usarse son, por ejemplo: tono, matiz, tinte, tonalidad, pigmento, etc. Antes de autoproclamarse poeta hay que manejar el idioma. Ser culto.

Imagen de Anónimo

El texto se rompe en el instante en que se apoya en el bastón de Yves Bonnefoy. Te llevaba bien por un camino y, de repente, se corta y abre una puerta que no conduce a lugar alguno...

Imagen de Anónimo

Se difumina al abrirse a varios temas que opacan el amor filial en la imagen de las flores amarillas; salvo el "ubi sunt" de Horacio, quizás muy tópico... No es de los mejores poemas que he leído de Carlos Pintado. JPS