Viernes, 30 de Septiembre de 2016
18:55 CEST.
Narrativa

Nueve sinalectas

 

Todo lo que sale del mall entra de nuevo al mall, muchísimos artículos y el mall los recordaba a todos. La sorpresa del reconocimiento se disipó, de tanto repetirse, y convirtió al mall en lo que vemos hoy día.

 

 

Si termina de comer el huevo el otro elemento deberá estar allí, y aún no. El huevo intenta ser comido en excesiva relación con el elemento ausente. Por eso le ha amarrado las manos (el elemento ausente) para dificultar la mordida al huevo, pero de modo que pueda soltarse y morderlo, claro.

 

 

Por el volumen del sonido del chorro del orine al caer (y aunque fueran varios "del") se calculó el alto de la cintura, mas ese oidor perfecto se vio emulado por la necesaria boca medidora del largo de la pinga.

 

 

Mujeres consecutivas con menstruación, la pinga temperamental, ¿quién está detrás de todo eso? Un chino atrás, claro. Pero, ¿quién detrás del chino? ¿Tiene mala suerte el chino de estar detrás de él, y se genera un reflejo infinito de chinos? Y dado que es un espejo, quizás no hay nadie más que él detrás del chino.

 

 

Después de tocarle varias mujeres seguidas con menstruación, decidió ir al seguro y optó por viejas, pero se había demorado tanto que cuando llegó todas las viejas estaban muertas. Cuando recurvó ya sí empezaron a caerle viejas recién salidas de la menstruación, pero iban hacia la muerte y él venía de allá, así que aquello era como sexo de purgatorio.

 

 

Una mamada de la tercera edad trae pura encía fresca, el diente rechazado. ¿Para qué crecimientos, porciones duras, metales correctores, si ya mismo nos desapegamos? Siempre han gozado mucho más los hervíboros, y ya estamos tan tarde, tan viejos para deseos de dientes molestando además a la pinga.

 

 

Nadie recuerda en qué postura se la encajaba el padre a la madre de Carlos Santana durante la concepción del último, giro gramatical bastante fallido pues Carlos Santana era el mayor de los hijos. Lo que dictaba todos estos ejemplos fue tomando más fuerza, y demostró la propia selección de Carlos Santana conectada al ángulo en que se la encajaba el exacto padre a la ídem madre de Carlos Santana, aunque el último no existiera por la postura estar equivocada.

 

 

El juez falló o estuvo acertado (dejar eso en suspenso). El tipo le hizo el gesto amenazante o no era amenazante (dejar eso en suspenso). Dado que hay dos suspensos, y que el gesto generalmente se interpreta más o menos amenazante si el juez falló menos o más, no es difícil suponer que se habla de un cachumbambé.

 

 

En el único cruce de semáforo del pueblito, dos carros se detuvieron lado a lado esperando la verde. Mientras texteaban, espiaban con el rabo del ojo a su vecino, confiando en que aquel arrancara primero para salir también. Entregados a tal algoritmo, nunca salieron, y el mensaje de texto dio origen a la novela: territorio desolado.

 


Javier Marimón nació en Matanzas, en 1975. Ha publicado los cuadernos Formas de llamar desde Los Pinos (1999), El gatico Vasia (cómo engañé al Súbito) (2001), Himnos urbanos (2002). Estos textos pertenecen a un libro en escritura: Sinalectas.

Otros textos de ese libro: La muchacha de la performance, Siete sinalectas, Un camarero ejemplar y otras sinalectas y El club de relaciones breves.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Literatura? Narrativa?

Imagen de Anónimo

Sere y que volá con el 'colador incipiente' jeje