Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Poesía

Dístico para una Historia de la Literatura Cubana

 

 

José de la Luz y Caballero visitó en dos
    ocasiones a Goethe.

Entre los papeles de Eckermann se
    descubrió que las
    últimas palabras de
    Goethe fueron
    quimbombó y
    cachumbambé.

 


José Kozer nació en La Habana, en 1940. Autor de una extensa obra poética, recibió en 2013 el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda. Este poema pertenece a un libro inédito.

Otros poemas suyos: Oda, Recorrido, Pianto della Madonna y El horizonte.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

Cambio quimbombó y cachumbambé por sancocho y chancleta o cualquier otro par de vocablos de intensa sonoridad insular (siempre con una carga erótica y humorística alabada sólo por lectores medio chochos) y sigue siendo una tontería, un chiste fallido. Evocar a Quevedo aquí sí que da risa. 

Imagen de Anónimo

es natural que mi amigo pratsariol le eche un capote, pero el poema se las trae,es insalvable, un compromiso para los editores, carece de todo, y kozer no escribe algo interesante desde aquel libro que le publicara pepe carpintero y puchi fajardo en canarias...esta liquidado, aunque diga que escriba poesîa a diario...

Imagen de Anónimo

Un ingenioso epigrama que leo hoy lunes 16... ¿Acaso Quevedo no escribió poesía satírica? Muchos de los poemas de mi querido tocayo siempre han tenido una deliciosa nota de humor, que contribuye a distinguirlo. Aquí no sólo hay sátira, sino picaresca entre el quimbombó, el cachumbambé y los apetitos sexuales de Goethe... JPS

Imagen de Anónimo

Es lo mejor que he leído de él!

Imagen de Anónimo

Bien sabe Don José que escribir un poema no es llamarse Kozer y cantar. Es algo más o algo menos, pero nunca esto.

Imagen de Anónimo

esta liquidado kozer, eso de escribir tanto lo seco, mira que paradoja

Imagen de Anónimo

A ver, esta imaginación, o inspiración (será?) en la realidad es algo interesante. Pero desde mi modesta opinión no es muy relevante, no me hace sentir mucho. Claro que es siempre debatible la definición de poesía. Sin embargo a mi me gustaría leer lo mejor de José Kozer  (supongo que a los lectores de este Diario interesados en la literatura también) , no esta insipida estrofa que podría pasar como estatus de facebook con pocos comentarios.