Lunes, 26 de Septiembre de 2016
06:09 CEST.
Poesía

La otra mano

 

a Ángel Escobar

Ese muchacho, bizco, casi un niño
errático, estrambótico (o casi gótico)
que me miraba tan lejos y tan cerca
y era yo. Apretaba una piedra
con su manita flaca. Sufría mucho.
¿Recordaba un pasado esplendor?
Me hería su mirada. Mi mirada.
Los dientes apretados, zumbaban.
No se puede matar, no se puede matar
como un antiguo grito. Pero
aquel, este, tú y yo
ese muchacho bizco sabíamos
que sí, aunque, tal vez, acaso
no sería ese el momento, quizás
después o nunca o hace ya mucho tiempo
sin embargo ¿qué hacía con su otra mano?
No lo sé, pero en el fondo
los dos sabíamos que sí
que por supuesto
que siempre lo supimos
y entonces lenta furiosa
oblicua inevitable (mente)
la otra mano por fin se decidía.

 


Jorge Luis Arcos nació en La Habana, en 1956. Sus últimos libros de poemas publicados son La avidez del halcón (Diputación de Cádiz, 2002) y Del animal desconocido (Casa Teatro, Santo Domingo, 2002). Este poema pertenece a El libro de las conversiones imaginarias (Betania, Madrid, 2014).

Otros poemas suyos: Borra el margen, Leyendo a Sor Juana y Del viaje.

El libro de las conversiones imaginarias puede descargarse gratuitamente aquí.