Jueves, 29 de Septiembre de 2016
09:50 CEST.
Poesía

Oda

Archivado en

 

Amaranta
Freya
existe:

en las inmediaciones de La Habana, hacia
            Bejucal: come una vez al
            día ensalada de pétalos
            (flores azules de jardín)
            (ejemplo: la espuela de
            caballero) le sigue un
            trozo (cacho, dice
            Amaranta Freya) de
            calabaza, hay que
            verla hacerlo puré,
            tridente en mano:
            el tridente, y no miento,
            que acompañó más de
            un siglo (época de
            Pericles) a Poseidón.
            Duerme

siesta
cuarenta
y

cinco minutos sumida entre mogotes, cujes
            donde en vez de hojas
            de tabaco ponen a secar
            ramilletes de azahar para
            las novias de costumbres
            morigeradas, parecen
            surgir de poemas de
            Tablada, Baquero, del
            Curazao de Pellicer.
            Amaranta

Freya
no
solo

existe sino que es acto inmanente, argumento
            ontológico que demuestra,
            a todas luces, cómo del
            soplo vital del Altísimo
            encarnó una diosa de
            doce brazos, el unicornio,
            el ave Roc, y un pájaro
            iraní que a diario baja de
            un sitio de témpanos de
            hielo, llega a La Habana,
            se disfraza de totí, se
            contonea, planea en
            aires demasiado livianos
            para su costumbre: y se
            va a pernoctar en unas
            alamedas venidas a
            menos en el Paseo del
            Prado.

Añádase que Amaranta sueña durante la
            siesta con versos de
            Apollinaire. Este: "El
            ahorcado la bella
            máscara y el hombre
            sediento". Imposible
            saber si este verso
            es un aporte al acervo
            de la poesía procedente
            de Apollinaire o de
            Amaranta Freya.

Siglo
XXI,
siglo

de calamidades: todo no obstante va a estar
            bien siempre y cuando
            Amaranta regrese una
            vez al año, hacia el
            solsticio de invierno,
            a las inmediaciones
            de La Habana, hacia
            Guanajay: y donde el
            día declina, tridente
            de acero inoxidable
            en mano, desentierre,
            disfrazada de Ceres,
            las calabazas ora
            azules ora rojas (una
            que otra blanca)

del
almuerzo.

 


José Kozer nació en La Habana, en 1940. Autor de una extensa obra poética, recibió el pasado año el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda. Este poema pertenece a un libro inédito.

Otros poemas suyos: Recorrido, Pianto della Madonna y El horizonte.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

Buen poema, sí señor.

Imagen de Anónimo

Creo que José Kozer es el poeta que los cubanos nunca hemos sabido que tenemos. Isla en sí mismo, diáspora, archipiélago, demasiado distinto a lo que hay, demasiado diverso y regenera tuvo. Muchos poetas en uno, ya va siendo hora de que nos pongamos a leerle, no nos alcanza mucho el tiempo si pensamos que su capacidad creativa y su lúdico universo crece y se expande , para más y mejor. La poesía es continuidad y ruptura, Kozer se parte la crisma escribiendo para continuar siendo nuestro más desconocido y sui generis judío. 

Me gusta especialmente esta oda, tridente en mano aquí hago hoy puré de calabazas, ora azules, ora de los colores del arcoiris J.K. Gracias maestro. Firmado: A.F.

Imagen de Anónimo

De acuerdo con que Baquero es un poeta bastante flojo. Quienes piensan lo contrario seguro también son fans de Buesa, ambos tienen la misma bobería sentimentaloide. Quien quiera echársela discutimos como poemas famosos como Testamento del pez es una retahíla de lugares comunes

Imagen de Anónimo

Si yo no tuviera sensibilidad musical, no oiría música. Porque hay que carecer de sensibilidad poética para disparatar sobre Gastón Baquero... Cualquier país de habla hispana, incluyendo a Chile y a Perú, estaría orgulloso de tenerlo.

Imagen de Anónimo

Es interesante que Kozer, a pesar de haber creado 10 mil poemas, dé en el blanco siempre. Sus comentarios misdrásicos sobre los mismos temas aportan cada vez una interpretación nueva. Gracias a dios que a cada rato, en lugar de elogios vacuos, alguien dice que Baquero fue un poeta mediocre! 

Imagen de Anónimo

La ignorancia trabajando bajo licencia de anonimato puede crear comentarios como los de 3:18, que parece considerar que la poesía cubana es tan rica como la chilena o la peruana como para darle tan poco peso en ella a Gastón Baquero.

Y magnífico el poema de José Kozer, que es lo que verdaderamente importa aquí.

Imagen de Anónimo

Dentro de la literatura cubana Gastón es un poeta de aceptable a bueno.

Imagen de Anónimo

Excelente!!!!!

Imagen de Anónimo

Qué buen desayuno he tenido... Con la gracia narrativa de Gastón y las atmósferas referenciales de Gorostiza. Excelente. Gracias, tocayo. JPS

Imagen de Anónimo

Una hermosa oda de un gran maestro d ela poesía en lengua española. Gracias.