Jueves, 23 de Noviembre de 2017
18:48 CET.
Poesía

No fingir

Archivado en

 

Se desgajó del grupo, siguió andando,
aunque luego, más tarde, se detuvo,
miró el cielo: no supo dónde estaba.

Se desgajó del grupo con la idea
de llegar a otro sitio, no estar solo
en medio del engaño, no fingir,
no traficar con mapas o mentiras.

Se desgajó del grupo y ahora vive
al margen del camino, sigue andando
de un sitio para otro, y no avanza,
tampoco retrocede.

 


José Carlos Rosales nació en Granada en 1952. Sus últimos libros de poemas publicados son El desierto, la arena (Vandalia, Sevilla, 2006), Dos movimientos (Centro Generación del 27, Málaga 2009) y Poemas a Milena (Pre‑Textos, Valencia, 2011). Este poema ha sido incluido en Un paisaje. Antología poética, 1984-2013 (Renacimiento, Sevilla, 2013).

Otros poemas suyos: Último movimiento, Hablando en el río Aguas Blancas, El miedo y la huida y Club náutico.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Excelente.

Imagen de Anónimo

Anon de 0639pm: y que tiene de malo ser declarativo? al contrario, la encuentro  sugestiva, y esta' bien; me agrada ...a mi me gustan las poesias confesionales...quizas a ti no..LaM

Imagen de Anónimo

En una escala de 10 este poema obtendría 3, tal vez 4, por declarativo y de obvio final.

Imagen de Anónimo

Magistral

Imagen de Anónimo

muy bueno