Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
17:57 CET.
Poesía

Dos sin dos

Archivado en

 

Dos puertas tiene la torre del desierto.
Dos guardianes las cuidan en la noche.
Dos senderos, dos terrazas y dos coches.
Dos ventanas que dan al cielo abierto.

Dos claveles en dos búcaros de mármol.
Dos espadas de inmortal empuñadura.
Las dos llaves para las dos cerraduras.
Dos retratos de dos niñas bajo un árbol.

Casi todo en dos viene a la tierra.
(Hay un tránsito cruel del dos hacia la tría.)
Para dos sea la cama. Dos en la guerra.

El azar siempre en dos nos dividía.
Tú detrás de esa puerta que se cierra.
Yo no encuentro la puerta que se abría.

 


Andrés Reynaldo nació en Calabazar de Sagua, en 1953.

Otros poemas suyos: Travesía y Letanía.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

y, entre ripioso y ripioso, me quedo con buesa, by the way...

Imagen de Anónimo

Bravo! No importa que no sea un soneto. Buesa hubo uno, no se repetirá ni en tiempo ni en estilo. Como tampoco se repetirá un Góngora.

Imagen de Anónimo

De los 14 endecasílabos que requiere esta forma poética, 7 están pasados, contienen 12 o más sílabas, según un escaneo riguroso. Los acentos, en esos versos, caen en todos las zonas erróneas. Puestos correctamente, creo que darían para una razonable gaita gallega. No hay nada de malo en esto: un soneto requiere un año o dos de trabajo. El Tratado de Prosodia de José Ángel Buesa es muy recomendable como libro de cabecera (no pun intended!)

Imagen de Anónimo

Andresito, regalamos una prosa, please. No sé si a Borges le hubiera gustado, pero veo fibra. Mejor que muchos bobrios que publican aquí. Y con autobombo y todo.

Imagen de Anónimo

(Hay un tránsito cruel del dos hacia la tría.) Este verso es largo y está mal acentuado. 

Imagen de Anónimo

A Borges le hubiera gustado este poema...