Poesía

Adriana Sage

Archivado en:

'Disgustada se iba/ pero vio a una trigueña/ desnuda apretarse las tetas,/ y se sentó en la cama como una V.'

 

Fue a mi casa contenta
a enseñarme un CD
de poetas raperos
defensores de la patria.
Aguanté varios minutos de jerga
y al primer descuido
puse el disco verde
que me habían prestado.
Disgustada se iba
pero vio a una trigueña
desnuda apretarse las tetas,
y se sentó en la cama como una V.
La trigueña nos llevó a su cuarto
y un calvo la revolcó
en varias posiciones.
V me miró la pinga y dijo:
"¿De verdad que tú quieres hacerlo?".
Le quité la blusa
rozándole los pezones
y ella trató de meterse
la pinga entera en la boca.
Después imitamos la pantalla,
hasta que se aburrió
y seguimos por nuestra cuenta.
Pero no me dejó terminar:
irritada por los condones.
Tal vez arrepentida
de volver a hacerlo conmigo.

 


José Ramón Sánchez Leyva  nació en Guantánamo, en 1972. Ha publicado los libros Aislada noche (Letras Cubanas, La Habana, 2005), Marabú (Torre de Letras, La Habana, 2012), y El derrumbe (Letras Cubanas, La Habana, 2012). Es editor de la revista La Noria.

Otros poemas suyos: Harry Chulo, Marabú y El derrumbe.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

lo mismo digo yo Amadeus...por que publican algo asi?

Imagen de Amadeus

¿Y este es poeta?