Lunes, 18 de Diciembre de 2017
11:20 CET.
Poesía

Barrios

Archivado en

Una esquina
y más allá una calle
atravesada por otra parecida
y después otra igual
quizás más corta.

Estrechas aceras
para ceder el paso a quien viene de prisa
y saludar
acaso sin oír la respuesta.

Ventanas abiertas que invitan a mirar adentro
y que se tragan un pedazo de la luz de afuera
a la vez que te dejan ver esa otra luz
pequeños resplandores
de lo doméstico.

Al mediodía, bullicio, olores conocidos
y más tarde, silencio.

En la alta noche no te intimidan
los recogimientos.

Antes
te recuerdan que es aquí adonde perteneces
y que puedes entrar
si te animas a tocar a la puerta.
Más allá de la esquina
a veces una iglesia,
un comercio,
un parque,
lugares comunes del reencuentro.

Y si hay un árbol
solo será para que te reposes
mientras sigues el rastro de amores jubilosos
fugaces amores eternos
dentro de un corazón con una flecha.

Puedes seguir o puedes volver sobre tus pasos.
Detrás del árbol, nada que temer
—caminas por tu barrio—
a menos que no seas más que una simulación
y se noten al paso esas costuras
de las malas copias.

Habrás de resguardarte entonces.
Detrás del árbol puede estar el peligro
y no vas a encontrar quién te salve
te ampare
de tí mismo.


Gloria Elvira Sánchez nació en Sancti Spíritus, en 1962. Este poema pertenece a su libro inédito Añejos a la roca.

Otros poemas de ese libro: Sones, Volver a Tara y Mística.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

La gloria,sigues siendo tu. 

Imagen de Anónimo

Delicado, inquietante: buen poema.

Imagen de Anónimo

Fabuloso!!!!

Imagen de Anónimo

bello poema, tan bello como la poeta, tu admirador occidental