Lunes, 18 de Diciembre de 2017
22:49 CET.
Poesía

Con Damaris Calderón

Archivado en

En la negra piscina, alguien recuerda
nos dijimos humedece tus dedos. Lo copiamos
en una servilleta contra la persecución, una mierda
de hotel y los desconocidos que acostamos
en raras circunstancias junto a las desconocidas.

Cada uno tenía entonces su perseguidor y un foco
dando entre los ojos: aquellas idas y venidas
bamboleantes nos hicieron finalmente mal y bien.

Aunque no lo parezca, domo
con dificultad la costumbre de no verte, los miedos
de quedar suspendido por un pie como
el colgado del árbol del tarot: me acecha el loco
herido por el rayo todavía / a ti también,
supongo, si escucharas humedece tus dedos
en esta cerrazón, entíbiame un poco.


Sigfredo Ariel nació en Santa Clara, en 1962. Ha publicado una docena de libros de poemas y una antología de poemas, Ahora mismo un puente (Efory Atocha, Madrid, 2012). Este poema pertenece al libro Objeto social (Sed de Belleza, Santa Clara, 2011).

Otros poemas suyos: Estados alérgicos y Columbia etimológica.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.