Martes, 13 de Noviembre de 2018
Última actualización: 02:33 CET

Piscina Astoria, 1965

Mandriles bajo el blanco—

azul intenso de los tubos

fluorescentes: deseos.

He visto un albornoz vacío

flotando en la piscina.

A veces sueño con un río

recubierto de ramas

y hojas que pesan como cubos

de plomo. Un albornoz

me ha seguido en el sueño, esquivo

como las ambulancias

silenciosas de medianoche.

¿No oíste las orquestas

de la Piscina Astoria? Un broche

de plata se soltó

del frac del vocalista. Vivo

un día de hace tiempo:

es un gong, un templete cónico,

un baile donde irradia

el ágil astro no eclipsado

de las bengalas. Siempre

hay en el clima del pasado

una luz en smoking

negra como papel carbónico,

como una sombra china.

¿Te acuerdas de la ahogada en la piscina?

 


Justo Navarro nació en Granada, en 1953. Novelista y poeta. Ha traducido al español a  T. S. Eliot, F. Scott Fitzgerald, Virginia Woolf, Paul Auster, Michael Ondaatje, Joan Perucho, Pere Gimferrer y Ben Rice. Este poema pertenece a su primer libro de poemas, Los nadadores (1985).

Archivado en