Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.

Mercado Común (otro fragmento)

Archivado en

Aquí están los adultos de la Unión
Europea. Aquí también su manera discreta
de expulsar de sus vidas
a los otros adultos
—afortunadamente en todos sus armarios
hay una gabardina

azul marino o beige.

Si logro agazaparme en este recoveco
no me alcanzará ninguna directiva
comunitaria. No me alcanzarán tampoco
los proyectos. En este portafolios llevo
el mío: no lo voy a emprender, solo quiero mostraros
su muerte, verjurada en la pulpa
de su propio papel.

Hay un inmenso vertedero de proyectos

muy cerca de nosotros. Os pido que salvéis
el plástico de todas sus carpetas. Os pido otro favor:

no os dejéis olvidados los unos a los otros
sobre las moquetas de vuestros aeropuertos.

Los temas escabrosos están en el azucarillo
de este descafeínado. No hay tiempo para hablarlos:

o echo a correr      ahora

o pierdo para siempre el puente aéreo.

Mis zapatos ya no son venerados, mis suelas
no interesan y sin embargo
me siento afortunada

—de repente un minibar en pleno centro de mi dormitorio,
de repente alcohol en miniatura:

mi vida transcurre por fin en un hotel.

Estoy reunida y al estarlo,
ningún tipo de duelo es pertinente. La Primera
Carta del Apóstol San Pablo
a los Corintios

el amor se alegra ante la verdad, el amor es paciente

no tiene validez aquí: se está llevando a cabo
una negociación. Es frágil y puede
resfriarse. Abre los ojos y aún no nos distingue.

Estamos confundiendo otra vez
el trabajo con tajadas muy finas
de velocidad: en ocasiones ocurre que mastico
trucha y es una trucha laboral
y noble. A veces, la crema
catalana me habla de exportación.
Afortunadamente hay una gabardina

azul marino o beige

en todos los armarios y he conseguido un traje
semisucio
para la ocasión.

En una sala de juntas no necesitaría
alzar la voz. A través del micrófono
os diría

Cuidad vuestros ordenadores portátiles
y regad las pantallas de vuestros rododendros.

Pues claro que abrirán
muy pronto
sucursales de esta realidad.


Mercedes Cebrián nació en Madrid en 1971. Ha publicado el libro de poemas Mercado común (Caballo de Troya, Barcelona, 2006), el libro de crónicas 13 viajes in vitro (Blur Ediciones, Madrid, 2008) y la novela La nueva taxidermia (Mondadori, Barcelona, 2011). Ha traducido al español a Georges Perec, Alan Sillitoe y Allain de Botton.

Otros poemas suyos: Sala de máquinas, Mercado común (fragmento), Acerca de las cajas y Poemas de la desconfianza (dos).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.