Viernes, 19 de Abril de 2019
Última actualización: 12:55 CEST
MÚSICA

Orishas tiene 'la manteca caliente', cocinando una sorpresa por sus 20 años

Integrantes de Orishas, Ruzzo Medina (i), Yotuel Romero (c) y Roldán González (d). (ROGERS AND COWAN/EFE)

Yotuel Romero, integrante del trío cubano Orishas, asegura en entrevista con EFE que este grupo representa la verdadera música latinoamericana, con "sentimiento" y valores personales, y no el "malandreo" reinante.

"En Orishas no vas a ver ni la droga, ni al narcotráfico, ni al 'malandreo', ni al 'bling-bling' (joyas ostentosas), ni lo material", explica en entrevista telefónica el cantante, que señala que Gourmet, el álbum por el que Orishas está nominado este año al Grammy, es una visión real de la música latinoamericana.

Muy crítico con el panorama de la música actual, destaca que Orishas es "otro tipo de concepto, otro tipo música".

"Nos encantan los valores personales, los valores espirituales, los valores sentimentales. El latino ha sufrido mucho, el latino tiene mucho sentimiento", asegura.

Yotuel, Roldán y Ruzzo, recordados por clásicos como "Represent, Cuba", se medirán en menos de un mes en los Grammy a Aterciopelados, Coastcity, Monsieur Periné y Zoé por el premio al mejor disco latino de rock, urbano o alternativo en el año en el que la agrupación cumple su vigésimo aniversario.

"Son 'los Grammy, Grammy', ni latinos ni chinos ni japoneses", bromeó Yotuel al destacar la importancia de la nominación para el grupo y recordar que es la tercera vez que Orishas está nominado a este galardón.

"Dicen que la tercera es la vencida, esperemos que sea real", agrega.

El disco que les mereció este reconocimiento, el primero de este trío cubano de música urbana y hip-hop tras su reunificación en 2016, es "atemporal, sin preocuparnos de la radio, solo preocupándonos por el corazón de nuestro público", dice el artista, de 42 años.

El cantante, que estuvo hospitalizado en Miami la semana pasada debido a una infección en la nariz que le provocó una inflamación en el rostro, explica que se está tratando con antibióticos y mucho descanso para poder asistir a estos premios, que se entregarán el próximo 10 de febrero en Los Ángeles.

Resalta el "placer" que le da que la Academia de la Grabación de EEUU, que entrega los Grammy, apueste más por la "calidad que por la popularidad" y se aleje de las modas temporales, mientras que la Academia Latina no les incluyó en la terna de candidatos en su pasada edición.

"A lo mejor los Grammy latinos no vieron la grandeza de este disco y los Grammy sí", manifiesta Yotuel, quien vive entre Miami y Madrid.

Subraya que Orishas o músicos como Residente, que "buscan otro enfoque de la música latina", son el equivalente a los "buenos cineastas latinoamericanos" que están "poniendo el cine latino en alto" y citó a los mexicanos Alfonso Cuarón o Guillermo del Toro.

Precisa que el grupo rechaza que la idiosincrasia del latino sea solo "toma, baila, mueve el culo pa'arriba".

"No, ese no es el latino, el latino tiene mucho más, tiene cabeza, inteligencia, hay grandes autores, grandes científicos que son latinos, hay buena música que es latina", opina para poner como ejemplo que, de esa forma, sería como representar a todas las mujeres estadounidenses como las Kardashians.

Agrega que hay "20.000 cosas" que no lo representan a él ni a la mayoría de los latinos, pero reconoció que él no es nadie para decirle a los demás qué hacer: "Cada quien cocina lo que quiera".

Para el cubano, Gourmet presenta una "carta gastronómica de un restaurante internacional de la cual tú puedes degustar un buen plato colombiano, cubano, argentino y venezolano (...) cargado con las mejores especias".

Eso se traduce, explica, en la participación del colombiano Silvestre Dangond, el pianista cubano ganador de múltiples Latin Grammy Chucho Valdés, el venezolano Franco De Vita y la mexicana Lila Downs, entre otros artistas.

Antes de acometer un próximo disco, el grupo trabaja ahora en los últimos detalles de un documental que el canal de televisión HBO presentará a partir del próximo 15 de marzo sobre el primer concierto de Orishas en Cuba después de 18 años.

Con esta obra, el cantante quiere compartir con el público la emoción que sintió en ese concierto tan importante para la agrupación.

También señaló que "tiene la sartén con la manteca caliente", cocinando alguna sorpresa para el 12 de abril, cuando cumplen sus veinte años.