Martes, 23 de Abril de 2019
Última actualización: 01:57 CEST
censura

Retozos sexuales, venta de exámenes: el lado sórdido de la escuela cubana en una telenovela censurada

Enrique Bueno. (FACEBOOK/ENRIQUE BUENO)

El actor cubano Enrique Bueno denunció a través de su perfil de Facebook la censura de la telenovela Más allá del límite, que espera por salir al aire en las noches de Cubavisión.

Según Bueno, la serie, escrita por Yoel Monsón y dirigida por Miguel Brito, ha sido retenida por los directivos de la Televisión cubana debido a la imagen que ofrece de la escuela cubana de hoy.

El actor confiesa que su papel en el seriado es el de Aldo, jefe de cátedra de un preuniversitario de La Habana, que bajo una apariencia de "confiable, humilde y profesional" oculta a un "profesor inescrupuloso, mediocre y corrupto que vende exámenes y mantiene relaciones sexuales con alumnas, ellas a cambio reciben favores."

Bueno revela que, para preparar su personaje, "me reuní bajo total confidencia con varias estudiantes de pre, no sólo me dieron la lista de precios de las diferentes materias y de los retozos sexuales con profesores, sino que descubrí que más del 50% de los padres desconocían a dónde iba a parar la mesada semanal o diaria dadas por ellos para meriendas, ropas o fiestecitas."

"Tampoco faltaron las anécdotas de padres conscientes del pago por examen, pero inconscientes de los incontables chantajes a sus hijos por parte del profesor luego de la primera suma. Créanme... la dolorosa realidad supera la supuesta ficción del tonto de Aldo", agrega.

El actor opina que "la familia cubana necesita saber no sólo lo bueno sino también lo malo que está pasando en la docencia con nuestros hijos. Justo aquí es donde se hace sentir la labor de nosotros los artistas y de los medios, el de orientar, informar, y educar no sólo mediante personajes y publicidad mojigata, sino también mediante esos Aldos."

Pero, reitera, los censores piensan otra cosa. "Esconder defectos nunca ha sido positivo ni educativo", concluye. 

En los diversos comentarios al pie de la denuncia, aparece el del también actor Michaelis Cue, quien agrega que esta serie es "una novela millonaria en sus gastos, que alguien pagó para que se hiciera, con asesores que leyeron esos guiones, que siguieron los ensayos, las grabaciones y solo cuando está terminado el trabajo, mandan a cortar, cercenar las historias, de modo que cuando sale al aire, si sale en el mejor de los casos, nadie entiende y la crítica le cae arriba al artista sin mencionar a los perseguidores de nacimientos".

El conocido intérprete del personaje de Enrique Chiquito en la popular serie La sombrilla amarilla, insiste en que se trata de recursos que se dilapidan "como si tal cosa y además acaban con los sueños de tantos consagrados y de tantos jóvenes que dieron su esfuerzo e inteligencia durante dos o tres años. Es increíble y hay que decirlo con todas las letras. Todo debió haberse visto en su momento."

Ángel Alberto Padrón Hernández, por su lado, opina: "Las cosas desagradables y sórdidas de nuestra sociedad no desaparecen porque censuremos una telenovela... siguen."

3 comentarios

Imagen de pim-pam-pum

El desgobierno piensa que metiendo la m... debajo de la alfombra, ya está todo arreglado.

Imagen de Ana Julia Faya

Esos actores tienen buenos argumentos para votar NO en el referendo constitucional de febrero.

Imagen de Balsero

Valiente la actitud de este muchacho. Por lo visto, nada ha cambiado en Cuba.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.