Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Última actualización: 23:14 CET
CINE

En Cuba, el hijo del expropietario del Floridita que creó el coctel preferido de Hemingway

Interior del Floridita. (WIKIPEDIA/T.HISGETT)
Exterior del bar Floridita de La Habana Vieja. (BOOKING.COM)

Jorge Ribalaigua Meilán, hijo del catalán Constantino Ribalaigua Vert, antiguo propietario del Floridita, se encuentra en La Habana para filmar un documental sobre la influencia catalana en la Isla enfocado en la figura de su padre, recogió la oficial Prensa Latina.

Ribalaigua Vert (1888-1952) fue dueño del célebre bar restaurante de La Habana Vieja, hoy en manos del Estado cubano.

El catalán fue amigo del escritor estadounidense Ernest Hemingway, asiduo al establecimiento durante los 20 años que vivió en la Isla.

Ahora Ribalaigua Meilán trata de resaltar la figura de su padre no solo al frente del Floridita, sino como un reconocido maestro de los cantineros, como lo calificó el propio Hemingway.

La secretaria ejecutiva de la Asociación de Cantineros de Cuba (ACC), Lisbeth Elías Muñoz, precisó a la prensa que el hijo de "Constante", como los amigos le conocían, trajo consigo las cenizas de su madre (Amparo Meilán), que depositará en el panteón familiar ubicado en el Cementerio de Colón, en La Habana.

Muñoz añadió que los directivos de la ACC recibieron a Ribalaigua Meilán e intercambiaron con él y su familia. Se han sumado al equipo de filmación del documental que se rueda en varios escenarios de la capital de Cuba desde este miércoles.

El filme es dirigido por los españoles David Barba Serra y Montserrat Sala Egea. Ambos son historiadores pertenecientes al Proyecto Amargura Cultura, de Lloret del Mar, Barcelona.

La Asociación de Cantineros de Cuba entregó a Bilalaigua Meilán la condición de Miembro Honorario. Por su parte, el catalán regaló un cuadro con una imagen de su padre al presidente de la ACC, José Rafa Melém.

Constantino Ribalaigua Vert comenzó a trabajar como mesero en el bar La Florida a los 26 años, y en 1918 se convirtió en dueño del local al adquirirlo de Sala I. Perera, ya bajo su nombre definitivo, Floridita.

Fue Constantino quien llevó por primera vez a la batidora el daiquirí, una bebida que habría nacido en el oriente de Cuba, creando así el daiquirí frapeado.

Hemingway visitó el Floridita y le dijo a Constante, al probar por primera vez daiquirí, que estaba bien, pero mejor sin azúcar y con doble de ron. A partir de ese momento, un trago particular como el descrito por el escritor llevó el nombre de Papa Hemingway.

Durante las tres décadas siguientes, Ribalaigua Vert atendió a turistas, visitantes, artistas, actores y expatriados, creando cocteles artesanales en un momento en que el trabajo con licores apenas se consideraba, y que luego sentaron pautas en la cantina mundial, hasta el presente.

Por su pericia y creatividad, Ribalaigua fue conocido también como "el rey de los cocteleros".

De su ingenio nacieron mezclas tan famosas como el Presidente (para el presidente cubano Mario García Menocal) el Mary Pickfords, dedicada a esa actriz, además del Havana Special, que respondía al nombre de una línea de viajes marítimos a Cuba desde Cayo Hueso. Constante falleció en 1952.

Hoy el Floridita es operado por el grupo estatal Palmares, que se ha propuesto hacer caja con una franquicia del local en México mediante un acuerdo alcanzado a principios de este año.

Según sus directivos, unos 250.000 clientes anuales pasan por la instalación, en su mayoría estadounidenses de visita en el país caribeño.

Encabezada por Hemingway, la nómina de visitantes ilustres es larga: desde otros escritores como Tennessee Williams o Graham Greene hasta el expresidente de Estados Unidos Barack Obama, estrellas del celuloide como Gary Cooper y Marlene Dietrich, futbolistas y astros del béisbol.

 

1 comentario

Imagen de javier monzon velazques

El Floridita es administrado por el holding Gaesa de las FFAARR.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.