Lunes, 22 de Octubre de 2018
Última actualización: 13:49 CEST
Decreto Ley 349

El arte será libre o no será

Adrián Monzón, Lia Villares, Ana Olema y Diddier Santos contra el Decreto Ley 349. (TWITTER)
Caricatura de Alen Lauzán.

Cuando de cara al mundo el régimen cubano vende una imagen de "renovación" y "cambio" de la mano de Díaz-Canel y la reforma constitucional en marcha, la represión sigue desmintiendo esta fachada. Ahora la cultura también es blanco del hostigamiento: la amenaza de un nuevo periodo de censura en Cuba se cierne sobre los creadores con el polémico Decreto Ley 349.

Desde "Palabras a los intelectuales" Fidel Castro dejó claro en 1961 que "dentro de la Revolución todo, contra la Revolución, nada", marcando así las pautas de la política cultural en la Isla, y ese corsé le ha servido a las autoridades hasta hoy para censurar y limitar la creación artística. Sin embargo, esta ley —que viene a "actualizar" lo ya dispuesto en el Decreto 226 del 29 de octubre de 1997— se plantea como un cerco a la creación independiente: "dentro de la Institución todo, fuera de la Institución, nada", dice entre líneas el Decreto 349.

Publicado en la Gaceta Oficial el pasado 10 de julio, el 349 pone el foco en la creación alternativa: señalando como hecho "grave" que se "preste servicios artísticos sin estar autorizado para ejercer labores artísticas en un cargo u ocupación artística". Y quien autoriza es, por supuesto, el Ministerio de Cultura y sus instituciones.

"Pedir permiso para cantar una canción, para que un jurado —que muchas veces no tiene nada de artístico, ni nada que ver con la cultura— dictamine si el tema está acorde con los 'intereses de la nación', si es 'apropiado' o políticamente correcto, si no ofende a nuestros sagrados símbolos patrios, si no es irreverente, si no le falta el respeto a los 'supremos líderes históricos', es uniformar a los artistas y meter en una jaula a la libre creación", opina la artista Lia Villares al habla con DIARIO DE CUBA.

El decreto permite imponer sanciones a quien "difunda la música o realice presentaciones artísticas en las que se genere violencia con lenguaje sexista, vulgar, discriminatorio y obsceno" o proyecte "audiovisuales" que contengan violencia, pornografía, "uso de los símbolos patrios que contravengan la legislación vigente", así como incurran en "discriminación por el color de la piel, género, orientación sexual, discapacidad y cualquier otra lesiva a la dignidad humana".

Con esta ley, "los estudios independientes serán violados como han hecho tantas veces con los periodistas independientes; la manera más rápida de acabar con un movimiento es quitándole sus herramientas de trabajo, hasta las casas, y, en el peor de los casos, encerrándolos a todos. Como ya viví la experiencia, durante el brutal registro que nos hicieran a la casa-galería El Círculo en febrero de este mismo año", recuerda Villares, en referencia al registro y decomiso de materiales de trabajo y personales de ella y su pareja, el artista Luis Trápaga, incluyendo la serie documental Arte libre vs. censura totalitaria, con testimonios de más de quince artistas censurados en Cuba.  

Villares también llama la atención sobre "el apartheid ideológico" que viven los cubanos que se atreven a ejercer la libertad de expresión en la Isla, y cree que la única defensa "es trazar una estrategia de contraataque y resistir en la fuerza de la solidaridad gremial", lamentablemente escasa entre creadores cubanos.

La represión como fórmula para aleccionar

Esta oposición al 349 ya le ha costado a algunos vivir la represión policial en carne propia, es el caso del artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien fue reprimido al intentar hacer una performance en La Habana para mostrar públicamente su inconformidad con este decreto. 

Otero Alcántara es uno de los impulsores de una campaña contra el 349, pero son muchos más los creadores que están dando la cara para decir NO a esta ley. Ese es el caso del poeta Amaury Pacheco y su esposa Iris Ruiz, ambos miembros del proyecto OMNI-Zonafranca, y también de David D'OMNI, uno de los músicos que juntó su voz en un tema donde varios artistas se oponen a esta ley.

Algunos de estos músicos iban a participar en un concierto el pasado 11 de agosto, como otra de las acciones de la campaña #Noaldecreto349. Este evento fue prohibido por las autoridades, y los artistas que lograron llegar al lugar donde se iba a realizar, fueron reprimidos ante la mirada de los vecinos del barrio de San Isidro, quienes mostraron su solidaridad con los creadores como puede verse en alguno de los vídeos que circulan sobre este suceso. 

La artista Sandra Ceballos, quien lidera desde 1994 el espacio independiente Aglutinador, calificó esta represión como una muestra al mundo de la violencia y el maltrato por parte de las autoridades hacia los artistas. "Pero sucedió algo muy impactante, los vecinos de la comunidad salieron en defensa de los artistas y manifestaron su indignación ante las acciones acometidas contra estos", dice Ceballos, quien lamenta, en cambio, la falta de solidaridad y compromiso del gremio artístico, ya que, pese a que la mayoría de los "artistas e intelectuales no están de acuerdo en su totalidad con el Decreto Ley 349", manifiestan su rechazo "por detrás y nadie da la cara", dice.

Ceballos hace un llamado a la unión, y pide a los intelectuales y artistas cubanos que firmen una carta dirigida a Miguel Díaz-Canel Bermúdez y a Alpidio Alonso, ministro de Cultura, donde se rechaza esa medida de censura.

Esta carta la suscriben cubanos que residen tanto dentro como fuera de la Isla, entre ellos: las artistas Tania Bruguera y Coco Fusco, la abogada Laritza Diversent, la historiadora del arte Yanelys Nuñez y el escritor Enrique del Risco.

¿Por qué deben los creadores del exilio apoyar a sus colegas en Cuba? 

En el exilio también se han sumado a la oposición a este decreto: escritoras como Legna Rodríguez Iglesias y Lizabel Mónica, artistas plásticas como Sandra Ramos y Ana Olema, el realizador Diddier Santos y el artista Adrián Monzón, entre otros, quienes han manifestado su inconformidad a través de las redes sociales.

"Qué es la libertad sino el ingrediente fundamental de la creación, de manera que sería lógico pensar que todo creador exiliado apoye naturalmente a sus colegas que abren cada vez más espacios de independencia creativa dentro de Cuba", señala el escritor Armando Añel al habla con DDC. 

"El Decreto 349 da continuidad  a una tradición represiva siempre vigente con el castrismo. Está en juego incluso la integridad física de los creadores allá dentro, pero tenemos la ventaja de que no es lo mismo reprimir a la intelectualidad y la cultura que reprimir sin más. La represión contra el pensamiento y el arte siempre cuesta más al poder no solo en términos de imagen, sino a nivel funcional", opina el autor residente en Miami.

La creación literaria tampoco queda al margen de la censura con este decreto. Un acápite señala que se considera una infracción "muy grave" quien "comercialice libros con contenidos lesivos a los valores éticos y culturales". 

"Está claro que se trata de una medida de intimidación ante el crecimiento de la cultura independiente, incluida la literatura. Se dejarán intimidar los que siempre se dejan intimidar. Todo depende ahora de la respuesta de esa cultura independiente y, a juzgar por los primeros episodios 'posdecreto', al menos no se va a quedar callada. Desde el exilio apoyaremos a quienes defiendan y ejerzan su independencia creativa", afirma Añel.

El factor económico: el interés recaudatorio del Estado

Otra preocupación de los creadores tiene que ver con la demonización de mecanismos de financiamiento al margen de la oficialidad. En este sentido, se trata de un decreto que "va, no solo contra las opiniones o temas que puedan tratar los artistas, sino contra el financiamiento de sus proyectos", opina el escritor Antonio José Ponte, vicedirector de DIARIO DE CUBA.

"Y en una época donde abunda el crowfunding, se dispone a atacar esas estrategias de financiamientos de proyectos", señala Ponte.

La carta abierta contra el Decreto 349 señala que "el Estado cubano debe dejar de confundir estas plataformas con el financiamiento directo de una organización o de un gobierno hostil. El hecho de que un artista cubano logre financiar sus creaciones por medios propios no lo convierte en un opositor —millones de individuos en el mundo se benefician de las nuevas tecnologías para difundir sus obras al margen de las instituciones culturales establecidas".

Esta medida es parte de lo que el Gobierno denomina "adecuaciones" del sector privado, y pone el ojo en un incipiente mercado artístico que se escapa al control fiscal: la contratación de  músicos en negocios privados, la compra-venta de obras de arte en transacciones que no pasan por las instituciones oficiales y tienen lugar en estudios, talleres y galerías independientes, y la exhibición de contenidos audiovisuales.

En concreto establece multas y decomisos, así como la posible pérdida de la licencia a quienes contraten músicos para realizar conciertos en bares y clubes privados así como en espacios estatales sin la autorización del Ministerio de Cultura o de las agencias de trabajo estatales.

También penaliza a los pintores o artistas que comercialicen sus obras sin la autorización del Registro del Creador. De esta entidad fue expulsado el pasado mes de mayo el pintor Luis Trápaga por su participación en la #00Bienal Alternativa.

Si bien en cualquier parte del mundo los creadores pagan impuestos por la comercialización de su trabajo —algo que en Cuba parece escandalizar a algunos—, lo realmente escandaloso es que el Estado cubano pretenda, a través del brazo ejecutor del Ministerio de Cultura, definir qué es o no arte, o quien puede ser artista, en su afán totalitario de controlarlo todo. Y además, impida el acceso a vías de financiación independiente para la realización de proyectos artísticos.

Según detalla Cubalex, "el decreto limita el acceso igualitario al trabajo digno a todas las personas. Instituye el trabajo forzado, al obligar a los artistas a calificarse y a establecer vínculos con una institución estatal, para obtener remuneración por su trabajo".

La expresión artística, tan ligada a la libertad de expresión, ha de ser libre o no estamos hablando de arte, sino posiblemente de panfleto y propaganda. Ojalá el gremio artístico dé el paso necesario para exigir al régimen dar marcha atrás a una ley que, como dice la artista Sandra Ceballos, llevaría a la cultura cubana de vuelta a los años 60.

14 comentarios

Imagen de Olimac_Turing

Camilo lo que es un sumiso fracasado y mediocre que viene a recomponer su baja autoestima defendiendo a la peor dictadura de latinoamerica. Ya no le queda otra cosa que hacer....

Imagen de Cubanón Regusanón

Camilo, yo no quiero comparar a Van Gogh con Tania bruguera o el Sexto,. El holandés fue despreciado por los medios artísticos de su tiempo que consideraban su trabajo intrascendente. No digo que estos cubanos antes mencionados verán en en el futuro sus obras expuestas en el MOMA, eso solo el tiempo lo dirá. Lode gusano, entendido como alguien que está en contra del desgobierno que manda en mi país de nacimiento, si gusano es rechazar el socialismo marxista, la hegemonía de un solo partido, el monopolio del poder económico en manos de un grupito en el poder y otros elementos que caracterizan al sistema imperante en Cuba, entonces soy gusano y re gusano. Desde ese punto de vista no lo tomo como insulto, sino como encomio.  No me gusta descalificar porque ese es el método que usan los castristas que insultan, gritan pero no argumentan su discrepancia. Entonces eso me hace sospechar que no tienen argumentos para rebatir lo que se les plantea como crítica al sistema que defienden. Con pensar un poquito uno encuentra montones de razones para cuestionar a aquel régimen. No hay que insultar.

Imagen de Papuayo

Vaya con el Camilo, me recuerdan al Difunto y sus interminables discursos bla bla bla bla bla bla hablando mierda podrida, como todo en Cuba, una Cuba que lo unico que han hecho los Castros es destruirla de Norte a Sur, el unico tema que reverbera su mente es la kkfonia burda y cruel de unos Tiranos, Asesinos y con muy poca verguenza y memoria......

Imagen de Balsero

Esto es libertad. Que cada forista opine como quiera. Lo que importa es que la seudo intelectualidad cubana comente el D-L, que no es otra cosa que volver a la época de las cavernas. #DiazCanelRepresor

Imagen de Zoyla Bárbara Sosas Pérez

Camilito se cree culto y por eso siempre anda con sus citas y arrogancias. Camilito fondillito no se ha dado cuenta que esto es un foro de un diario, no un congreso académico ni una revista académica donde presumir sus dizque conocimientos. La verdad es que gentes como Camilito cara de culillo hay en todos los países y siempre andan jodiendo y diviendo. Esa es su esencia!!! Camilito cara de toilet es eso, un toilet lleno de ideas inconexas...

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

@ Regusanon:  Gracias por su nota. Conseguir un ser pensante entre tantos descerebrados me causa una alegria inconmensurable. Tambien me gusta su pseudonimo, pero recuerde que el concepto "gusano" fue creado por Fidel hace 60 años y pudieran acusarlo de fidelista por ello. No estoy muy seguro de que este decreto sea la continuacion de decretos anteriores, pero por lo menos, no endurece las politicas culturales que existen en la Cuba de Fidel desde el principio de los tiempos. No creo, sinceramente, que el gobierno "corte mas patas" ahora que las que corto tiempos atras. Por lo tanto, este alboroto me parece innecesario. Respecto a los cambios que se estan produciendo en Cuba, estoy de acuerdo con usted en que las trabas a la iniciativa privada retardan las mejoras en el pais, pero esta claro que los cambios se haran a la velocidad que le permita al gobierno no perder el poder. Y asi sera, mientras la generacion del Moncada este presente. Si a usted le gusta la retorica, pues ahonde en el tema, pero yo soy mas pragmatico. Por otra parte, me gusta su buen humor. La comparacion entre Van Gogh y un artista de la talla de El Sexto o Tania Brugreras, me ha hecho reir a carcajadas. Disculpe, pero voy a aprovechar esta nota (no quiero que mi nombre aparezca demasiado) para contestarle al heroico combatiente Ignacio Peralta: amigo, usted me recuerda a aquel soldado japones que se mantenia en actitud de combate treinta años despues de que la guerra hubiera terminado. Solemne, pero ridiculo. 

Imagen de Zoyla Bárbara Pérez Sosa

Camilo dice que prefiere los ladridos de sus perros, pero viene acá a ladrar estupideces y chivatrerías!!! Este es un chivato, no me queda dudas!!!

Imagen de Cubanón Regusanón

Oigame, Camilo, la política de represión cultural siempre ha sido la misma, pero no se había sistematizado en un cuerpo legal. Fidel Castro tiró aquellas palabras a los intelectuales que sirvieron de guía a la política cultural que se llevó a cabo todos estos años. Pero ahora se fue más allá. Ya está dicho en blanco y negro que, quien se salga del aro, le cortan las patas y dicho así, con todas sus letras. Además no sé qué cambios ve usted favorables al pueblo cubano cuando se sabe que mientras sigan poniendo cortapisas a la iniciativa privada aquello no va a despegar económicamente, para no hablar de libertades política sy ciudadanas. Este decreto es una forma de cerrar el círculo sobre aquellas personas que crean y, aunque a usted le parezca que algunos de esos artistas no han producido nada que valga la pena le recuerdo que, como seres humanos tienen derecho a expresarse, primero y, segundo, acuérdese que Van Gogh murió en la pobreza porque su arte, según sus detractores, era una basura.

Imagen de Un Cubano Libre

No creen que ya es hora de que los cubanos exijan sus derechos después de casi 60 años oprimidos?

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Thanks. I love you too.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.