Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 02:00 CET
PATRIMONIO

Organización de Miami denuncia un 'patrón de abandono' del patrimonio cultural de Cuba

El presidente de la organización Herencia Cultural Cubana, Daniel Pedreira, muestra el informe anual sobre el deterioro del Patrimonio Cubano, Miami. (EFE)

La organización del exilio en Miami Herencia Cultural Cubana presentó este martes un primer informe anual sobre el estado del patrimonio histórico y cultural de Cuba que, según dijo a EFE su presidente, Daniel Pedreira, evidencia su deterioro y un "patrón de abandono", especialmente en La Habana Vieja.

"Hay muchos edificios que se han derrumbado o que están por derrumbarse en La Habana Vieja, pensamos que es uno de los sitios principales que se debe preservar", manifestó Pedreira.

Basado en informes periodísticos y "fuentes dentro de Cuba", el estudio se centra en el año 2017, aunque antes ha habido "muchas décadas de destrucción y deterioro", y en derrumbes de edificaciones por falta de mantenimiento o huracanes, saqueo de cementerios y desapariciones de monumentos.

Herencia Cultural Cubana reconoce que es un informe "parcial", porque no tienen la posibilidad de ir a la Isla y "hacer una inspección al ciento por ciento", pero subraya que lo importante es "recalcar que hay un problema".

"Es revelador porque vemos un patrón de abandono, de destrucción y de poco cuidado del patrimonio cubano" por parte del Gobierno, expresó Pedreira, quien subraya que urge la restauración de La Habana Vieja, que es desde 1982 Patrimonio de la Humanidad.

Además teme que el monumento al general Calixto García, emplazado desde los años 50 en el malecón de La Habana, corra la misma suerte de otros, como el de Tomás Estrada Palma (1902-1906), el primer presidente de Cuba, del cual, según recuerda, solo quedaron los zapatos.

Pedreira recordó que desde diciembre pasado tanto la estatua de Calixto García y los cimientos fueron "desmantelados por las autoridades cubanas para restaurarla", pero teme que sufra el mismo abandono oficial de otros monumentos en parque o plazoletas.

"Queremos asegurarnos de que lo van a poner en ese sitio o en otro, y que lo van a restaurar de verdad", indicó.

EFE pudo constatar que en la Quinta Avenida de La Habana ya están avanzadas las obras para su reubicación.

Con el pasar de los años también han desaparecido de sus pedestales las estatuas del expresidente Alfredo Zayas (1921-1925), Cristóbal Colón y Bartolomé de las Casas, Carlos III, un busto de Félix Varela y la estatua dorada del músico austríaco Johann Strauss, entre muchas otras, según el reporte.

En cuanto a la restauración de La Habana Vieja, Pedreira cuestionó además que el historiador de La Habana Eusebio Leal fuera reemplazado por la arquitecta Perla Rosa Rosales Aguirreurreta, hija del general Ulises Rosales del Toro.

"Pasó de manos de un civil, que tiene años de experiencia con el tema de la preservación en Cuba, a manos de la hija de un militar de alto rango en el Gobierno. Se le está quitando el profesionalismo al tema de la preservación del patrimonio en Cuba", dijo.

Leal, de 75 años, ha estado durante casi medio siglo a cargo de la restauración y conservación del casco histórico de la capital.

El presidente de Herencia Cultural Cubana también criticó el "deterioro" que sufre el monumento erigido a las víctimas de la explosión del buque Maine, el detonante de la guerra entre España y EEUU en 1898, pero lo cierto es que hace dos años fue restaurado para la visita del entonces presidente Barack Obama.

El monumento estaba coronado por una enorme águila, que fue retirada hace décadas, y se compone de los bustos de los presidentes estadounidenses Theodore Roosevelt y William McKinley.

Pedreira dijo por otro lado que resulta "interesante" que "muchos de los casos" de restauración de patrimonio cultural están a cargo de organizaciones y gobiernos extranjeros.

Entre ellos, el informe menciona a la francesa Unión de la Fraternidad de la Metalurgia, a cargo de trabajos en el Arco de Triunfo de Cienfuegos, o el arreglo por parte de expertos rusos de la cúpula del Capitolio de La Habana o la española Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, en el Paseo del Prado.

"Es bueno para el patrimonio, pero a la misma vez el Gobierno cubano no se está ocupando", agregó.

Por otro lado, según el informe, en el último año se ha registrado "una epidemia de profanación de las tumbas, el robo del mármol, del bronce de los monumentos fúnebres de los cementerios", indicó Pedreira.

"Han desaparecido lápidas y otras piezas de valor artístico y patrimonial que se encontraban en los cementerios cubanos", detalló.

Pedreira señaló que espera "mejorar" los próximos informes anuales con testimonios y fotografías de cubanos y extranjeros que viven en la Isla.

La idea, enfatizó, es "mantener la memoria histórica de Cuba a través de su patrimonio y de elaborar una documentación adecuada para futuras obras de preservación, rescate y educación".