Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Última actualización: 17:23 CET
Teatro

El Festival de Teatro Hispano de Miami enfrenta una edición con fondos recortados

Escena de 'Wenses y Lala', pieza de Adrián Vázquez que estará en el festival. (EFE)

La edición 33 del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami "no tendrá el honor de incluir al estado de Florida en la lista de nuestros orgullosos patrocinadores" por los recortes en cultura, dijo el director del evento, Mario Ernesto Sánchez, reporta EFE.

"En el año fiscal 2017-2018, los legisladores de la Florida decidieron reducir el apoyo a las artes, de 24,5 millones (de dólares) a 2,6 millones. Además, eliminaron los fondos de tres programas en el año fiscal 2018-2019 y da la casualidad que uno de ellos apoyaba el festival", indicó Sánchez, quien desde 1989 organiza este encuentro de las tablas enfocado en Iberoamérica.

Este año, el programa, que se extenderá entre el 12 y el 29 de julio, consta de nueve espectáculos de seis países: Argentina, España, Estados Unidos, México, Puerto Rico y Uruguay. Las obras se representarán en español y algunas llevarán subtítulos en inglés.

Realizar el festival en idioma español, según su fundador, hace más importante a la ciudad, "ya que Miami pertenece al mundo anglosajón, aunque muchos no lo admitan".

Sánchez es director de Teatro Avante, compañía cuyo elenco es 100% hispanoparlante. "Sin embargo, todas las obras que producimos las presentamos con subtítulos en inglés porque queremos que nuestro trabajo sea 'inclusivo' para todos en nuestra comunidad", sostuvo.

Sánchez, un cubano nacido en la localidad habanera de San Antonio de las Vegas (actual provincia de Mayabeque) y que dice haber sido un "guajiro feliz hasta 1959", está convencido de que "es importante para Miami tener un festival internacional de teatro, como todas las capitales importantes del mundo".

No obstante, a raíz de los recortes del Gobierno estatal en cultura afirma con ironía que deberá esperar otras 33 ediciones para lograr que "el teatro se convierta en una necesidad".

"Para eso tendré que llegar a los 104 (años). ¡Ojalá!", exclama.

El Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami funciona con fondos públicos, aunque, según Sánchez, un 25% del dinero que reciben proviene de donativos. Es habitualmente presentado por Teatro Avante, el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts y el Auditorio del condado de Miami-Dade.

Sánchez adelantó a EFE el programa, que incluye una versión puetorriqueña para danza-teatro de la conocida pieza de Federico García Lorca La casa de Bernarda Alba. Se trata de Hij@s de la Bernarda, escrita y dirigida por Rosa Luisa Márquez y con coreografía de Jeanne D'Arc Casas.

De España llega #malditos16, de Nando López y dirigida por Quino Falero, y de Argentina Unos Dos, con texto y dirección de Carolina Tejeda y José Mehrez.

Uruguay presentará La incapaz, de Carlos María Domínguez y dirigida por Cecilia Baranda, y de México Wenses y Lala, una pieza con texto y dirección de Adrián Vázquez.

Los anfitriones se presentan con La última felicidad (dramaturgia y dirección de Neher Jacqueline Briceño), y aprovechan para estrenar En ningún lugar del mundo, de Abel González Melo, bajo la dirección de Mario Ernesto Sánchez.

Adriana Barraza Veritatem Theater & Nobarte suben a escena otra propuesta local, Cuando éramos cuatro, escrita y dirigida por Neher Jaqueline Briceño.

"Le entregaremos el Premio a Una Vida de Dedicación a las Artes Escénicas a la profesora de teatro, directora, actriz, productora y dramaturga puertorriqueña Rosa Luisa Márquez", adelanta el director del festival.

"Nuestro panel de selección es pequeño. Buscamos obras con calidad artística, temas importantes o necesarios, contemporáneos, con mensajes para reflexionar, conocer, admirar, que emocionen o nos iluminen", apunta Sánchez, quien en 1994 recibió el premio Ollantay, otorgado a un promotor de teatro iberoamericano, por el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT), de Madrid.

Un año después, fue merecedor del Premio Federico García Lorca en Fuente Vaqueros, España, por su contribución al desarrollo del teatro hispánico en América.

Sobre el llamado "teatro comercial" con el que no pocas veces se identifica a Miami, Sánchez cree que se trata de una media verdad.

"Es cierto que aquí lo que importa es el 'cash', que tenemos mucho concreto, playas deliciosas y 'shopping centers' para todos los gustos, pero también tenemos teatro no comercial. Unas veces muy bueno, otras no tanto, pero sí existe", asegura.

"Lo que pasa es que hemos tenido muy mala fama en el pasado. Pero no perdemos las esperanzas de que residentes y turistas nos identifiquen como una ciudad con buen teatro. Tal vez cuando cumpla los 104", dice irónico.

4 comentarios

Imagen de Anónimo

Nepotismo y...cuidado no vaya a parar a los tribunales

Imagen de Anónimo

Eso es !!!!!!!

Imagen de Anónimo

El anonimo esta muy claro.....

Imagen de Anónimo

Deberían de perder todos los subsidios o grants: este personaje es responsable de crear un festival para su exclusivo uso y disfrute. Siempre se negó a invitar a los grupos de teatro locales la mayoría de los cuales desaparecieron en Miami por lo incosteable. Solo invita a grupos extranjeros que a su vez lo invitarán a presentarse en sus respectivos países. De vergüenza ajena. Y tiene la desfachatez de repetir el slogan SOLO IMPORTA EL CASH.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.