Jueves, 16 de Agosto de 2018
Última actualización: 18:10 CEST
LITERATURA

El Ministerio de Cultura declara Patrimonio de Cuba la obra y bienes de Alejo Carpentier

Alejo Carpentier. (UPSOCL)

El Ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, declaró Patrimonio de la Nación todos los bienes relacionados con el escritor Alejo Carpentier, incluida la casa donde residió en La Habana, sede de la Fundación que lleva su nombre, así como los objetos personales guardados por su viuda Lilia Esteban de Carpentier, informó el diario oficial Granma.

La vivienda guarda gran parte del patrimonio del que fuera el primer latinoamericano en recibir el Premio Cervantes, en 1977, como documentos, la biblioteca y discoteca del novelista, su máquina de escribir y diversos recuerdos de viaje.

Una de las salas exhibe una muestra cronológica de la prolífica obra literaria y periodística de Carpentier, reconocido por "universalizar" la historia y los personajes latinoamericanos, y por introducir "de un modo artístico inigualable la herencia negra", según destaca el órgano oficial del Partido Comunista.

Hijo de un arquitecto francés y una profesora rusa asentados en La Habana, Carpentier (Lausana, 1904-París, 1980) fue el creador de la corriente literaria de "lo real maravilloso". Entre sus obras principales se incluyen El reino de este mundo, que marca su madurez literaria, y su novela cumbre El siglo de las luces.

El autor de otras obras como Ecué-Yamba-Ó, amigo de los poetas de la Generación del 27 como Rafael Alberti o Federico García Lorca, desarrolló parte de su labor periodística en la Isla. Fundó las revistas Tiempo Nuevo y Orígenes. Entre 1945 y 1959 vivió en Venezuela.

Tras el triunfo de la revolución conducida por Fidel Castro, fue consejero cultural en las embajadas de Cuba en diversas capitales iberoamericanas y del este de Europa.

Dentro del recién nacido régimen se desempeñó como primer director de la Editora Nacional, también como vicepresidente del Consejo Nacional de Cultura y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Carpentier murió en 1980 en París, donde era diplomático en la misión de la Isla en la capital francesa.

A los dos años de su fallecimiento, el Ministerio de Cultura de Cuba fundó la Fundación Alejo Carpentier como centro de promoción literaria y de divulgación de la obra del escritor, ubicado inicialmente en la casa del novelista en la calle Empedrado de La Habana Vieja.

Cuando en 2008 falleció su viuda, la vivienda de la calle E en el Vedado pasó a ser la sede principal, biblioteca, centro de investigación y museo de la institución, mientras que el edificio del centro histórico habanero alberga ahora talleres y actividades culturales.

8 comentarios

Imagen de Anónimo

Y cuándo van a declarar Patrimonio Nacional la casa de Padura en Mantilla?

Imagen de Anónimo

Alejo fue un gran escritor, y un bon vivant. Sabia, y lo dijo claro con su erre aframcesada sus amigos, que ¨el escritor que se pelea con la izquiergda está pergdido¨ Le dieron lo que queria, Paris. Lo usaron y el los uso. 

Imagen de Anónimo

Su obra cumbre es "Los pasos perdidos." No lo digo yo, lo dice la Academia y yo lo apoyo. Aunque a mí me encante toda su obra, hasta "Ecué yamba-o" y mi preferida sea "El siglo de las luces."

Imagen de Anónimo

Casi nunca vivió en la casa de E. Cuando iba a Cuba se hospedaba en el Habana Libre.

Imagen de Anónimo

¿Alguien estaba vendiendo o pensando vender esa papalería a Princeton o a otra universidad de EU?

Imagen de Anónimo

En un futuro, la obra de OLPL sera tambien patrimonio de Cuba.

Imagen de Anónimo

Ay !

Imagen de ReinerioRamírezP.

Su novela El arpa y la sombra encierra y encarna su mano invisible, ausente  y presente.

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.