Domingo, 21 de Abril de 2019
Última actualización: 16:34 CEST
Arquitectura

'Liquid La Habana': la arquitectura cubana se analiza en Princeton

Heladería Coppelia. (MEDIUM)
Instituto Superior de Arte de La Habana. (WIKIARQUITECTURA.COM)

La Princeton University School of Architecture inaugura este 9 de abril la muestra Liquid La Habana: Ice Cream, Rum, Waves, Sweat and Spouts, bajo la curaduría de Beatriz Colomina, Ivan L. Munuera y Bart-Jan Polman, con diseño de Diana Cristobal y KnitKnot Architecture. La exposición incluye el catálogo Cuban Literary Excerpts editado por Ingrid Brioso Rieumont.

El equipo de investigación de la muestra está compuesto por Brioso Rieumont, Gillian Shaffer y Eda Yetim. El diseño gráfico corre a cargo de Fru*Fru.

La muestra también recoge una selección de películas y piezas literarias que "piensan, alteran, expanden, la arquitectura de la ciudad", de autores como Cirilo Villaverde, Virgilio Piñera, Alejo Carpentier, Severo Sarduy, Pedro Juan Gutiérrez, Guillermo Cabrera Infante, Marilyn Bobes, Antonio Benítez Rojo, Calvert Casey, Reinaldo Arenas, Senel Paz, Antonio José Ponte, Ena Lucía Portela, Lien Carrazana Lau, entre otros. 

"¿Cuándo termina la República y cuándo comienza la Revolución, si pensamos en la arquitectura? ¿Acaso la arquitectura de la ciudad podría desafiar nuestra percepción sobre los finales y los comienzos? Pienso que es una pregunta crucial, y que ofrece una vía de entrada para los debates sobre la arquitectura cubana. ¿Qué permanece de un pasado que se considera definitivamente clausurado?", señala Brioso Rieumont, curadora de esta selección literaria y fílmica.

"La arquitectura en La Habana generalmente se entiende desde el punto de vista del colonialismo, ya sea español o norteamericano, la política de la Guerra Fría o las economías e ideologías turísticas. Pero también podría verse desde puntos de vista completamente nuevos, más fluidos y menos conocidos", indica la nota de prensa de la muestra.

Liquid La Habana presenta cinco estudios de espacios arquitectónicos de la capital cubana de finales del siglo XIX hasta hoy, para intentar desafiar las interpretaciones comunes. La exposición repasa cinco obras arquitectónicas cubanas: Coppelia, el edificio Bacardiel Malecón, el club nocturno Tropicana y el Escuelas Nacionales de Arte

La heladería Coppelia, de 1966, vista "como símbolo de la nueva sociedad revolucionaria". Esta obra se le encargó al arquitecto Mario Girona, quien contó con la colaboración de los arquitectos Rita María Grau y Candelario Ajuria; el cálculo estructural estuvo a cargo de los ingenieros Maximiliano Isoba y Gonzalo Paz. Se empleó hormigón para los pilares y columnas, así como elementos prefabricados que agilizaron su construcción.

El edificio Bacardi de Santiago de Cuba, un proyecto no construido, ideado en 1957 por el arquitecto y diseñador industrial germanoestadounidense Mies van der Rohe, que con el triunfo de la revolución de 1959 no se llevó a cabo y la sede continuó funcionando en la torre art decó de 1930 de la capital, diseñada por los arquitectos Esteban Rodríguez Castells, Rafael Fernández Ruenes y José Menéndez. Esta obra "no se presenta como el trabajo de un arquitecto internacional que creó un objeto descontextualizado para promover el ron, sino por su estrecha vinculación con la arquitectura existente de La Habana".

El paseo marítimo de 8 kilómetros de La Habana: El Malecón, que se comenzó a construir en 1901, es una obra de ingeniería de concreto y silicio, que hoy funciona como un punto de WiFi y lugar de encuentro más visitado de La Habana.

El club nocturno Tropicana, por el cual el arquitecto Max Borges Recio obtuvo por segunda vez el Premio Medalla de Oro del Colegio de Arquitectos en 1953. El estudio analiza el cabaret visto ya no solo como un escenario "para el entretenimiento turístico", sino un lugar donde se reubica "la concepción de la arquitectura política en un espectáculo simultáneamente capitalista y socialista".

Las Escuelas Nacionales de Arte "como un controvertido símbolo arquitectónico de la revolución". El conjunto de las escuelas de arte, de los arquitectos Ricardo Porro, Vittorio Garatti y Roberto Gottardi (1961-1965), están "consideradas como una de las experiencias arquitectónicas más singulares de la segunda mitad del siglo XX", siendo de las pocas obras arquitectónicas que se han desarrollado en Cuba durante el período posterior a la revolución.

La exposición permanecerá abierta hasta el 11 de mayo de 2018.

La inauguración tendrá lugar este 9 de abril, a las 5:00 pm, en Princeton University School of Architecture, Princeton, NJ 08544.

6 comentarios

Imagen de Anónimo

20:45, vamos que uno sólo aparece en el lapsus, los demás no están. Ahora que me doy cuenta, falta usted también.

Imagen de Anónimo

20:59, la que no leyó fue usted: "La muestra también recoge una selección de películas y piezas literarias que "han pensado, alterado, expandido, la arquitectura de La Habana", de autores como Cirilo Villaverde, Virgilio Piñera, Alejo Carpentier, Severo Sarduy, Pedro Juan Gutiérrez, Guillermo Cabrera Infante, Marilyn Bobes, Antonio Benítez Rojo, Calvert Casey, Reinaldo Arenas, Senel Paz, Antonio José Ponte, Ena Lucía Portela y Lien Carrazana Lau." Admito el lapsus con Cabrera Infante únicamente, y ahora la incluiría a usted también.

Imagen de Anónimo

20:25: Mijo, usted opinó sin leer?????

Imagen de Anónimo

Anónimo de las 20:25, ¡cómprese gafas de leer! Cabrera Infante está entre los nombrados

Imagen de Anónimo

Faltan autores importantes en relación a la arquitectura habanera, por ejemplo: Zoé Valdés, Guillermo Cabrera Infante, José Lezama Lima, entre otros.

Imagen de Anónimo

Y de OLP, no hay nada?

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.