Lunes, 22 de Enero de 2018
19:01 CET.
CINE

'Alanis', de la argentina Anahi Berneri, gana el Festival de Cine de La Habana

Alanis, de la realizadora argentina Anahi Berneri, obtuvo el premio al Mejor Largometraje de ficción en la edición 39 del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, clausurado el sábado en la capitalina sala Chaplin, informaron medios oficiales.

En esa categoría el Coral especial fue para Una Mujer Fantástica (Chile), de Sebastián Leilo, y la actriz protagonista de la cinta, Daniela Vega, ganó el galardón en Actuación Femenina junto a Sofía Gala, actriz principal de Alanis. El actor de Carpinteros Jean Jean (República Dominicana) fue el mejor intérprete masculino.

La mejor dirección fue para la argentina Lucrecia Martel y la dirección artística para Renata Pinheiro, ambas por Zama. Esta película fue galardonada además en sonido, reflejado en la persona de Guido Beremblum y con el Coral de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica.

La mejor fotografía de largometrajes recayó en María Secco, por Restos de viento (México); Pablo Giorgelli y María Laura Gargarella obtuvieron el coral en Guión con el filme Invisible (Argentina).

Habanero Films entregó su premio de post-producción a Los Helechos, de Antolín Prieto (Perú); la Burbuja de Sonido, a Caballo de Mar, de Ignacio Busquier (Argentina) y Boogieman Media a Foto estudio Luisita, de Sol Miraglia (Argentina); Aracne DC y Arte Sonora, al documental Silvia, de María Silvia Esteve (Argentina).

El jurado de la Asociación Católica Mundial para la Comunicación (SIGNIS) entregó una mención a Plaza París (Brasil), de Lucía Murat y el coral para A tus ojos (Brasil), de Carolina Jabor.

En el acápite de guión inédito se entregaron menciones a Kiribati, de Vladimir Cruz (Cuba) y a Planta permanente (Argentina), de Ezequiel Radusky y Diego Lerman; mientras que el premio fue para La pecera, de Glorimar Marrero (Puerto Rico).

El mejor cartel correspondió al documental ¿Qué Remedio? La Parranda, de la cubana Diana Carmenate; en animación se otorgó mención a Lupus, de Carlos López Salamanca (Colombia) y el lauro para el corto a Cerulia, de Sofía Carrillo (México) así como también premio especial para el cortometraje Los dos príncipes, de Yemelí Cruz (Cuba). Entre los largos animados sobresalió El libro de Lila, de Marcela Rincón (Colombia), según recogió el sitio estatal Cubadebate.

De los cortos de ficción mereció el coral Genaro, de Andrés Porras y Jesús Reyes (Colombia).

En el apartado de corto documental ganó premio La casa de los lúpulos, de Paula Hopf (México); en los largometrajes documentales El pacto de Adriana, de Lissette Orozco (Chile), obtuvo el premio especial del jurado mientras que el coral fue para Baronesa, de Juliana Antunes (Brasil).

Medea, de la costarricense Alexandra Latishev se alzó con mención especial entre las óperas primas; en igual categoría se premió también a la contribución artística, mérito que recayó en Por la ventana (Brasil), de Caroline Leone; el galardón especial en esta categoría lo obtuvo Matar a Jesús (Colombia), de Laura Mora, y La novia del desierto (Argentina), de Valeria Pivato y María Cecilia Atán, se hizo con el coral en esta categoría.

María Novaro, por la película Tesoros (México) se alzó con el lauro en edición; la mejor música original correspondió al grupo O Grivo, por la banda sonora de Joaquim (Brasil), de Marcelo Gomes.

La edición 39 del Festival de Cine ha evidenciado un descenso en la asistencia de público en comparación con ediciones anteriores, según pudo comprobar DIARIO DE CUBA.

Fundado el 3 de diciembre de 1979, y considerado uno de los principales eventos del cine de América Latina —menos volcado en el público especializado—, el Festival de La Habana contaba tradicionalmente con una gran afluencia de visitantes. Según cifras de la propia organización, el evento llegó a recibir a unos 500.000 visitantes cada año.

Era un hervidero de personas yendo de cine en cine en una suerte de competencia a ver quién lograba ver más películas.

Fuera de las salas del proyecto 23, del multicine Infanta y del Acapulco, hoy día casi no quedan cines en zonas de la periferia, como el Alameda, el Actualidades o el Ambassador, que se sumaban al festival.

Este año la avería de un proyector en el cine Chaplin, que implicó variaciones en su programación, significó el disgusto de no pocos cinéfilos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.