Sábado, 20 de Octubre de 2018
Última actualización: 19:05 CEST

3 comentarios

Imagen de Anónimo

Este era un libro necesario. Muy bueno por cierto.

Imagen de Anónimo

Cuero contra los guarapitos y los "compañeros valiosos".....je,je,je

Imagen de Medicus

Para los interesados en saber como trabajan los "policías de pensamiento" en los regímenes totalitarios (y en este caso, específicamente en Cuba), este libro (El Compañero Que Me Atiende) es un "must have". En varios de los relatos, los autores, con mucho coraje, superan la vergüenza que les produce las humillaciones sufridas a manos de estos personajes, y comparten sus historias con el lector. Pero ojo, este texto no es un compendio de “denuncias de víctimas” (como bien dijera Del Risco en la presentación del libro), sino la disección y exposición de un fenómeno de los regímenes totalitarios: la censura a la manifestación del libre pensamiento, esta vez haciéndose énfasis en la descripción de los pobres, pero a la vez oscuros y siniestros personajes a los que les tocó acometer semejante fea labor: la de “policía de cabecera” (el compañero que nos atiende). Sátira y choteos para denunciar esas realidades tampoco faltan en el libro, así por ejemplo: a alguien se le murió la mano izquierda (di tú); a otro lo cogió la ley de la vagancia, y la de la extravagancia (también), entre otras leyes absurdas más; otros autores nos cuentan sobre el “chivato con alevosía” y sobre pueblos de “polvo y chisme”; o infelices "espías" instruidos por “compañeros de afuera comprometidos con nuestros principios de adentro”. Ciertamente recomiendo este magnífico libro. Felicitaciones al editor  y a los autores. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.