Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Última actualización: 00:07 CET
Artes visuales

Dos artistas 'rifan' una noche en el Manzana Kempinski

Luis Manuel Otero Alcántara. (E. CARRALERO BURGOS)

"Con todos y para el bien de unos cuantos" es la nueva propuesta del artista Luis Manuel Otero Alcántara y la segunda en la que toma como pretexto el Hotel Manzana Kempinski.

En colaboración con el también artista visual Néstor Siré, la obra consiste en una rifa que premiará al ganador con una noche en esa lujosa instalación turística.

"Vamos a rifar 250 números. El cómputo final son 500 dólares, porque cada número vale dos dólares. Con esos 500 dólares, que es el costo de la habitación más dos desayunos, vamos a llevar a quien gane la rifa a que se hospede en el hotel una noche", explicó Otero Alcántara a DIARIO DE CUBA.

"Tienen que llamarme a mi celular 53063947, darme dos dólares por el número y guardarlo. El día 3 de agosto a las 7:00 de la noche, en Benjumeda y Nueva del Pilar número 51 (Centro Habana), se va a hacer el bombo público en la inauguración de una exposición", añadió.

Interrogado sobre cómo surgió la idea de esta obra, Otero Alcántara respondió que su trabajo surge con frecuencia de lo que le molesta.

"Yo salgo a la calle y me molesta algo, o me alegra algo y mi cabeza genera una fusión de visualidades. Al final, vomito algo para protestar o para ir a favor. O para cuestionar, casi siempre".

"Esta obra surge a raíz de la de Mella", dijo el artista refiriéndose a una performance en la que protestó por la retirada de un busto del líder comunista Julio Antonio Mella de la antigua Manzana de Gómez, donde hoy está el hotel propiedad del conglomerado militar GAESA y gestionado por la cadena de lujo Kempinski.

"Varios amigos nos reunimos y decidimos que íbamos a hacer una serie de acciones en relación con el Hotel Manzana", detalló Otero Alcántara. "Uno dijo: '¿por qué no hacemos algo como pedir dinero afuera para rentarnos en el hotel?'. Ahí yo le dije que mejor hacíamos una rifa entre nosotros y, el que se lo gane, se lo llevó".

"Con la rifa, la obra habla más de cómo nosotros mismos podemos unirnos para derribar una barrera social, una barrera impuesta por el poder, impuesta por quien sea", consideró.

La estancia del ganador en el hotel formará también parte de la obra de arte. "De hecho, estamos pensando que la persona que se quede nos pase fotos, publique fotos en Facebook. Tratar de ser lo menos invasivo posible, pero que comparta su experiencia con nosotros", indicó el artista. "Todo el proceso hasta que esa persona salga del hotel es parte de la obra".

"Para mí esta obra es mi aporte a que la gente sepa que se pueden unir para una propuesta, para llevar adelante un proyecto, para llevar a cabo una idea", insistió Otero Alcántara. "También es la idea de que se lo puede llevar cualquiera y los demás ser felices con eso".

"Es un espacio donde cualquiera puede ser el líder. No tiene que ser uno que es el lindo, el grande, el fuerte, el que más piensa, puede ser cualquiera. La obra intenta educar a la gente sobre cómo uniéndonos rompemos un espacio", señaló.

En cuanto a la decisión de utilizar otra vez el Manzana Kempinski como centro de una de sus obras, el artista explicó: "Primero, porque es el primer hotel cinco estrellas plus de Cuba", una expresión de "ese supuesto capitalismo que viene a entrar a Cuba. Segundo, porque tenía una relación muy cercana con ese espacio, era una escuela donde yo estudié. Me gustaban los pasillos por donde deambulaba".

"Y nada, es como el gran símbolo del capitalismo entrando a La Habana. Toda esa ideología que tú me has metido a mí durante 50 años en la cabeza, de que hay que luchar por los pobres, y de momento me plantas un elefante blanco en el medio de La Habana Vieja con precios exorbitantes, metiéndomelo por la cara forzado, sin una explicación, sin una introducción, sin una vaselina, de qué está pasando", criticó.

"Es el gran símbolo que yo ataco ahora mismo, personalmente. Va a ser como una temporada, una serie de molestias que me han venido a raíz de este nuevo hotel. Y así está molesto un montón de gente", aseguró. "Yo soy un testigo de la gente".

2 comentarios

Imagen de Anónimo

 Para ser más exactos con las características del régimen, en vez de “Con todos y para el bien de unos cuantos” debió llamarse “Con todos y para el bien de unos pocos”.   

Imagen de Anónimo

Bravo!

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.