Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 11:25 CEST
MÚSICA

Pablo Milanés recibe el Premio La Mar de Músicas en el festival de Cartagena, España

ablo Milanés recibe el premio "La Mar de Músicas" de manos de la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón. (EFE)

Pablo Milanés recibió el Premio Especial del Festival La Mar de Músicas, de Cartagena, España, en una noche en la que deleitó a un abarrotado Auditorio El Batel con un recorrido por parte de sus más de 50 discos, y en el que estuvo acompañado por los españoles Víctor Manuel, Rozalén y Jorge Marazu, reportó EFE.

La organización entregó esta distinción a uno de los fundadores de la Nueva Trova Cubana por "haber trazado el puente entre el siglo XX y el XXI con un incomparable talento convirtiendo la humilde palabra cantada más inspiradora y necesaria en un arte de incalculable valor estético y social. Y por haber escrito algunas de las canciones de amor más hermosas del mundo".

Milanés, que sucede a Cheikh LÔ en el listado de premiados, acompañado por su trío acompañante, dijo que decidió recoger el galardón porque La Mar de Músicas es un "festival distinto", dirigido a reconocer la cultura popular, que es "la que sale del pueblo y va al pueblo".

El cantante bayamés hizo un repaso de sus casi seis décadas de composiciones, con temas como "Yolanda" o "Yo no te pido", pero también con canciones que considera clásicos "aunque no se las pida la gente", como "Ya ves".

Milanés ha decidido, como es habitual en los conciertos homenaje en La Mar de Músicas, acompañarse de cantantes de distintas generaciones, como Víctor Manuel, con quien tiene una relación de amistad y artística larga, que han plasmado en un dueto en "Sólo pienso en ti".

Además del cantautor asturiano, han subido al escenario del Auditorio El Batel Jorge Marazu y Rozalén, con quien Milanés interpretó el tema "Para vivir", que aborda el reconocimiento de que el amor ha llegado al final.

En un repertorio en el que mezcló temas de la primera parte de su carrera con las de sus últimos discos, el compositor también dejó hueco para canciones todavía no grabadas, como "Vestida de mar", una visión "dolorosa y alejada de la imagen turística de La Habana".

También hubo espacio para rendir tributo a los estilos musicales cubanos, como el son de Guantánamo, en "Homenaje al Changüí", que le ha servido para homenajear a Chito Latamblé y "su fiel Cambronne". Milanés interpretó también el poema musicalizado "De qué callada manera", de Nicolás Guillén.

1 comentario

Imagen de Anónimo

Con Pablo pudimos pensar que hubo alguna vez ilusión, ahora metamorfoseada y prostituida en la robolución secuestrada por el Esbirraterio senil-

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.