Jueves, 21 de Septiembre de 2017
12:01 CEST.
CINE

La UNESCO incluye 3.000 carteles cubanos de cine en su registro Memoria del Mundo

Archivado en

La colección Carteles Cubanos de Cine, del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), se incluyó este miércoles en el Registro Nacional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO, según dio a conocer la agencia oficial Prensa Latina.

Unas 3.000 obras conforman la muestra, catalogada como parte imprescindible del patrimonio del ICAIC, porque ha contribuido a la educación visual de generaciones de espectadores.

La Cinemateca de Cuba recibió este miércoles el certificado que acredita la inscripción de manos de la presidenta del Comité Nacional del Programa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Nuria Gregori.

Los especialistas encargados que decidieron su inclusión en el registro destacaron el "alto valor patrimonial" de la colección, una "expresión gráfica" que acompañó a la cinematografía cubana en su desarrollo.

El director de la Cinemateca, Luciano Castillo, resaltó la "diversidad" de la colección, que considera sobresale por el empleo al máximo de la tipografía y otros elementos.

Los carteles del cine cubano fueron creados para promocionar un filme, una muestra o actos como el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Entre los diseñadores gráficos de los carteles de la cinematografía cubana han destacado artistas con experiencia en la publicidad y jóvenes con formación, entre ellos Eduardo Muñoz Bachs, Antonio Fernández Reboiro, Alfredo Rostgaard, Rafael Morante, Julio Eloy Mesa o Antonio Pérez (Ñiko), precisa EFE.

En Cuba, los carteles de cine tuvieron un boom en la década de los años 60 y revolucionaron las artes visuales.

El cartel cinematográfico lideró entonces la experimentación formal y conceptual e incorporó tendencias estéticas que dominaban en el panorama de las artes visuales internacional como el Pop art, Op art y el arte cinético.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

@23:01, en lugar de estar perdiendo el tiempo juzgando a los demás, dedícate a estudiar.Se escribe vitriolo: vitrio-lo.Edúcate, konsomol.

Imagen de Anónimo

Bueno, ya sabemos que es vicio caracteristico de los viejos resentidos y frustrados del exilio etiquetear a todo individuo o institucion, no importa su prestigio, que reconozca el merito de cualquier creacion cubana como lacayo asalariado del regimen.Se han cocido en su propio vitriol durante casi 60 años.  A estas alturas, que otra cosa se puede esperar de ellos?

Imagen de Amadeus

Que la UNESCO tiene su congraceo con el régimen, se sabe desde hace mucho tiempo y se veo en estos guasabeos con el gobierno. Antes que los carteles cubanos habría que incluir en la Menoria del Mundo a los carteles polacos, por su técnica y estética y que fueron los inspiradores de los cubanos,   Salvo algunos carteles menorables e inteligentes de René Azcuy (que ni se menciona el la lista), Ñiko, Rostgaard o Raúl Martínez, el resto es mediocre. El mérito de esos carteles es haberle sacado el máximo partido a la técnica del silkscreen en un momento donde el offset era prohibitivo, pero eso no amerita pasar a la "Memoria del Mundo" a la cara, porque ni calidad ni talento tampoco hay en la mayoría de los ejemplos. Después de mucho años de anonimato has desempolvado el nombre de Rafael Morante, que era un buen diseñador y excelente ilustrador de comics, algo disidentón en los 70‘s y con ínfulas de genio, pero NO conocido como cartelista. Morante aparece ahora en todos los potajes de diseño gráfico que se cocinan en la Isla, tal vez como homenaje póstumo a un "quedao".