Martes, 24 de Octubre de 2017
09:25 CEST.
RESTAURACIÓN

El Consejo Nacional de Patrimonio admite dificultades en el rescate y mantenimiento de inmuebles

El Consejo Nacional de Patrimonio admitió que enfrenta algunos problemas para el rescate y mantenimiento de algunos inmuebles. Su presidenta, Gladys Collazo, se refirió a estos como "desafíos" en una entrevista con la revista oficial La Jiribilla.

"Una de las principales dificultades es el rescate de inmuebles de madera", señaló y puso como ejemplo el Museo Hurón Azul en La Habana, casa del pintor Carlos Enríquez, donde "se avanza un poquito todos los años, pero está llegando el momento de terminar con la obra, más que todo para evitar que el deterioro progresivo gane la batalla".

"Similar situación presenta la casa natal de Rubén Martínez Villena, en Alquizar, construida con el mismo material y que requiere de muchos recursos", añadió.

Para la funcionaria "otra de las deudas con La Habana" es "la casa donde murió Máximo Gómez", que ya el Gobierno decidió transferirla a la Oficina del Historiador, "que ha mostrado interés en asumirla y repararla". La gestión comenzará a partir de junio de este año.

"Nuestro Ministerio emprendió hace algunos años una importante inversión, a favor del Teatro El Ciervo Encantado, que radicó allí por varios años, y llevó a término varios procesos constructivos en el ala izquierda del inmueble; pero luego se tomó la decisión de liberarlo con vistas a su reanimación como bien patrimonial y se dotó al grupo de una excelente sede en 18 y Línea", argumentó Collazo.

Los talleres de la empresa estatal TECNOESCENA que quedan en la sede serán trasladados a un inmueble en 13 y 18, en el que se está realizando una inversión, según anunció.

Asimismo, el Gobierno quiere hacer responsable a Patrimonio de la casa y el jardín de la familia Loynaz, sita en Línea y 14, "en cuya prospección se ha venido trabajando desde la presidencia de la compañera Marta Arjona en esta institución", dijo la actual directiva.

"Es un inmueble que consideramos de importancia, aún cuando no ha sido declarado Patrimonio Nacional. Pero se trata de una inversión muy costosa".

Además de la cuantía, el Gobierno tendría que reubicar a numerosas familias que habitan en la casa, algo que —justificó Collazo— "incrementa notablemente los gastos y exige múltiples y complejas gestiones de otro orden".

No obstante dijo que es un tema que seguirán analizando, "con el concurso de las autoridades capitalinas".

El Consejo Nacional de Patrimonio sigue trabajando en otros inmuebles "para que no decaigan" como la Universidad de La Habana, "que no puede darse aún por concluida, pero que avanza sin dejar de brindar servicio".

Según la funcionaria, han tenido que realizar "una inversión mucho más grande" en otros; entre ellos, "la Comandancia de Playa Girón, que hubo que hacerla nueva y restaurar todos los objetos que forman parte de la colección museable".

La presidenta del Consejo se comprometió a continuar "el trabajo iniciado por los predecesores para el rescate y protección del patrimonio cultural cubano en defensa de los valores esenciales de la identidad nacional".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Ella siempre se preocupó por el estado de la vivienda, no se hasta qué punto hubo desidia del gobierno que no es responsable de una propiedad privada habitada por sus dueños originales que no parece se haya preocupado demasiado por su conservación, Cuando Dulce Ma Loynaz ganó el Cervantes en 1992 estaba dotado con 90.000 € ( ahora son 125.000 €), se sabe que ya era una anciana sin fuerzas ni siquiera para crear como manifestó desde muchos años antes, mucho menos para involucrarse en obras de construcción. No sé adónde fue a parar tan cuantiosa suma pero con esa cantidad de dinero en Cuba, considero que podía haber reparado la casa sino con la estructura original al menos hacerla habitable. No es Patrimonio Nacional aunque supongo cuando se restaure se le otorgue esa categoría.

Imagen de Anónimo

El solar en q se ha convertido la histórica  casa de la familia Loynaz es un nítido símbolo con muchas lecturas. Dulce María jamás se doblegó  y  su vida y su obra fueron un acto de resistencia frente a la incultura de nuestros políticos.  Qué  mal les supo su premio Cervantes! Su casa podrá  ser borrada por la desidia, pero el ejemplo y la obra de esta gran mujer nunca van a olvidarse.