Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
22:17 CEST.
Música

Yelsy Heredia y su 'sonoridad jazzística para hacer changüí'

El contrabajista cubano Yelsy Heredia nos adelanta que en un "nuevo ciclo" que comienza, "más enfocado en lo cubano", trabajará con el pianista Chucho Valdés en un proyecto de trío centrado en el jazz.

El músico guantanamero visitó nuestra redacción en Madrid para conversar sobre su trayectoria musical, sus raíces, y cómo ha desarrollado su trabajo en España, país donde "ha crecido profesionalmente".

El bajo en el flamenco

Heredia ha tenido la oportunidad de colaborar con prestigiosos músicos de la escena flamenca como Diego El Cigala, Dorantes, Paquete, Diego del Morao, Tomatito, Isidro Muñoz y Remedios Amaya.

"El flamenco ha estado virgen, ha estado hermético", señala el contrabajista, que se adentró en este particular universo musical de la mano de El Cigala, participando con él en la gira que promocionaba el disco Lágrimas negras.

Heredia destaca que fue muy bien acogido entre los flamencos, pero que tuvo que investigar el género en profundidad para entenderlo. "Cogí un disco de referencia, que es un homenaje que se le hizo a Paco de Lucía, hecho por el flautista flamenco Jorge Pardo con el pianista Chano Domínguez, y ese disco me dio las directrices completas de por donde podía seguir, porque eran los temas de toda la vida de Paco llevados a una sonoridad de jazz", explica el músico, que fue experimentando para incorporar el contrabajo, un instrumento poco frecuente en el estilo más tradicional del flamenco.

"A día de hoy el contrabajo se ha hecho casi imprescindible, y por suerte el nombre mío va unido a eso, me llaman y me honran", dice, y señala que la tarea pendiente que tiene ahora es con Cuba.

Guantánamo en su música

Heredia se siente un representante de Guantánamo y su legado musical, pues gran parte de su trabajo se nutre de lo que vivió de niño en su tierra natal. "Si Guantánamo no ha sido popular en Cuba, tampoco pretendo que lo sea fuera, pero mira, ¡qué paradoja!, quién no ha cantando la Guantanamera en su vida, ¿no?", dice, y nos recuerda también el changüí, ese género típico de esta región oriental de la Isla que él impulsa a través de su obra, como es el caso de Camino a Maisí, su tercer álbum, donde aborda una nueva sonoridad para el changüí tradicional: en la formación típica ha sustituido el tres  por el piano, y la marímbula por las notas de su contrabajo. La base percutiva se mantiene fiel a la raíz con el guayo, las maracas y los bongó del monte, instrumento clave para definir este género.

"Una sonoridad jazzística para hacer changüí", nos explica ante la incursión de estos instrumentos que no rompen con las pautas del género. "No porque no esté el tres, no es changüí", dice.

"Quiero volver a hacer lo mío", nos reafirma Heredia, "changüí, nengón, quiribá… para enfilar mi carrera por ahí", señala, aunque nos comenta que "sin dejar sus colaboraciones".


Yelsy Heredia (Guantánamo, 1978) es contrabajista y colaborador habitual en discos y directos de músicos de primera línea como Bebo y Chucho Valdés, Salif Keita, Arcangel, Joshua Edelman y Donna Hightower, entre otros.

Su primer trabajo en solitario es Guantánamo Changüí, grabado con el sello Cigala Music, donde participaron Guillermo Rubalcaba al piano, Jose Luis Quintana "Changuito", en la percusión, y Diego Cigala al cante.

Recovecos es su nuevo disco, acompañado por Lebrija Son, y una potente formación de artistas flamencos, grabado en directo en el teatro Jesús Quintero de Sevilla.

Yelsy Heredia visita DIARIO DE CUBA

Jazz, changüí, nengón, quiribá… El contrabajista nos habla de su trayectoria musical, sus raíces guantanameras, el flamenco y sus nuevos proyectos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.