Sábado, 18 de Noviembre de 2017
17:44 CET.
CINE

Juan Carlos Cremata: 'El exilio puede ser una enfermedad si lo asumes con nostalgia'

El director del filme Viva Cuba, de la serie de cortos Crematorio y de la versión de la pieza teatral El rey se muere habla sobre la censura en la Isla, de su experiencia en el exterior y de la lucha porque su hija sepa 'que existe el mundo'.

Comentarios [ 45 ]

Imagen de Anónimo

Cremata, por postalita te han puesto como un bombín. Será muy difícil olvidar esta entrevista. Debes ser más cuidadoso de tu imagen si se te diera la posibilidad de otra más. Y deja la ridiculez, o la chealdad, de andar con espejuelos oscuros y sombrero dentro de una casa. No seas tan cursi. Consejo sano.

Imagen de Anónimo

Para ser tan culto y tener amistades tan reconocidas fuera de sus fronteras es ud bastante inquisidor. No fantasee con estar cantándole las 40 a alguien de la UCI ni de la CIA ni la cabeza de un guanajo. Respeto a Cremata por su obra y porque es un artista talentoso, y detesto a esa especie de cubanos que se creen los dueños del exilio, de la libertad y de la verdad y lo mismo dilapidan a Cremata que a los mexicanos que a Rosita Fornés. Para qué le sirve tanto clásico y tanta amistad. Caso cerrado.

Imagen de Anónimo

Libertad Lamarque, Carlos Gardel y Hugo del Carril le hicieron mucho daño en Cine del Hogar a algunos cubanos... acomplejados y con complejito de inferioridad. 

Imagen de Anónimo

De arrastrarse de la risa el comentatio del Anónimo 17:27. Comienzo a sospechar que entre los comentaristas (defensores) hay uno no tan... Anónimo (al que la bala le pica muy de cerca).

Imagen de Anónimo

17;27. Qué bien se ve que usted no tiene ni puta idea de la vida cultural de Miami donde lo mismo se escuchaba a Pavarotti que se ven a los impresionistas franceses; donde hay ópera y teatro, y museos, y todos los viernes las galerías de pintura abren con obras no solo de cubanos, sino del mundo y usted ve lo mismo un Cosme que un Amelia Peláez. No siga usted, por favor, repitiendo como una perica desplumada lo que dice el Granma. Hay editoriales, universidades prestigiosas, conciertos para todos los gustos. Entonces, deje de hablar sandeces. No sea fidelista, que ya el nazicomunismo cubano pasó de moda. Miami es una gran ciudad. Y los rascacielos son ejemplo del poder económico de una ciudad que, por sí sola, demuestra que la tiranía castrista es un fracaso total. Camila Cabello es solo una prueba de que si se tiene talento se llega algo en la música, o Pitbull (no de mi agrado), o Richard Blanco (tampoco de mi agrado), en la poesía. Y no voy a seguir. Ustedes en la UCI deben ponerse más al día. Usted, cuando conozca a Miami, va a quered pernoctar allí forever. Y despreocúpese, ando por la lectura de los clásicos. No pienso invertir mi tiempo en ese señor que, siendo de mi país, me habla como un argentino.

Imagen de Anónimo

Para el amigo de Carpentier:Se pueden levantar rascacielos y empinar malls y aplastar el talento de los artistas, eso es Miami, matahambre y matatalentos. Su amigo Alejo era un bofe y "ud leyó" toda su obra, ya verá cuando conozca el trabajo de Cremata como lo va a respetar. 

Imagen de Anónimo

Ano 15:08. Bruta: Yo critico a Cremata por postalita. Lo que dijo, serio y hasta profundo a veces, hubiese tenido un buen impacto si lo hubiera limpiado de arrogancias, impertinencias, puerilidades y acento histriónico no cubano. No es envidia. Y yo conocí a Carpentier en La Habana´. Me he leído su obra completa. Aceptaba su acento francés, lógico, porque Alejo Carpentier es un suizo de padre francés y madre rusa. En él tenía una explicación. Era un pesado tremendo. Sin embargo, famoso, fuera de nuestras fronteras. Cremata no le llega ni al tobillo. Y que yo sepa, es cubano y no hijo de Libertad Lamarque. Por último, no vivo en Miami, sino al norte de USA. Y deja de hablar tontenrías de una ciudad que han levantado los cubanos, que produce más que la Isla de Cuba completa, donde la gente es libre y hay más centros cultarales y educacinales que en todo el Caribe. Please. Y, sobre todo, Miami es la ciudad graccias a la cual no han perecido los cubanos de hambre y no andan desnudos. A ella se debe que ustedes todavía respiren.

Imagen de Anónimo

 Cremata tiene avispereado el jarro, no conocen su trabajo pero a palo con él porque "me cae mal", menos mal que no oyeron hablar a Carpentier porque no le hubieran publicado ni una oración. Miami acuna envidia y entierra talento como decía Miravalles.

Imagen de Anónimo

¡Qué manera de coger palos (merecidos) este payaso!

Imagen de Anónimo

El pecado. más imperdonable de un cubano es caer pesado y Cremata lo cumplió.